CiU señala que no está obligada a llegar a un pacto estable con el PSOE

  • La formación nacionalista catalana quiere iniciar las conversaciones con los socialistas el próximo día 25 y reconoce su dificultad para avanzar electoralmente

El presidente de CiU, Artur Mas, subrayó ayer que la federación no tiene "ninguna obligación" de llegar a acuerdos permanentes con el PSOE, y puso como fecha para iniciar las negociaciones con los socialistas el próximo martes 25 de marzo.

En rueda de prensa tras la ejecutiva de CDC, Mas remarcó que CiU es la única fuerza con "fortaleza y manos libres" para defender las posiciones de Cataluña en el Congreso, pero subrayó que no tiene "ninguna dependencia ni ninguna obligación de llegar a acuerdos con nadie".

Así, tras el paréntesis de Semana Santa, explicó que la federación estudiará la oferta que le haga el PSOE y decidirá conjuntamente si es conveniente llegar a un acuerdo, aunque advirtió de que "no necesariamente" CiU está obligada a firmar acuerdos permanentes "de larguísima duración".

Antes de conocer qué ofrece el PSOE y qué está dispuesto a aceptar respecto a las condiciones de CiU, abogó por hacer entender que la federación quiere estar en Madrid, que estará y que ejercerá su influencia con las manos libres, pero sin el "condicionante" de tener que pactar.

Artur Mas admitió, por otra parte, que CiU "no avanza" electoralmente y llamó al conjunto del nacionalismo catalán a que converja en su proyecto de "casa grande del catalanismo" para evitar que se imponga la alternativa socialista: "Catalanistas, uníos", proclamó.

Con esta consigna, que parafrasea la histórica apelación marxista a los "proletarios del mundo", salió Mas de la reunión de hoy del comité ejecutivo de CDC, en la que asumió cierta dosis de autocrítica, al reconocer que CiU "resiste" electoralmente pero "le cuesta crecer". Después de que en los últimos días dirigentes de CDC como Felip Puig, Lluís Recoder o las juventudes del partido hayan hecho una lectura crítica de los resultados obtenidos por la candidatura de Josep Antoni Duran Lleida, ayer volvieron a escucharse opiniones en este sentido en el comité ejecutivo.

Según Mas, "es lógico" que dentro de CDC haya gente que considera que "el resultado no es del todo bueno", pero su opinión personal es que ha sido "francamente bueno", ya que "CiU ha sido la única capaz de aguantar bien en circunstancias difíciles y sin tener poder".

El reto a partir de ahora es, según Mas, ampliar el espacio de votantes de CiU, estancado o en retroceso desde hace varias citas electorales: "Sabemos resistir en circunstancias complicadas, pero nos cuesta avanzar", reconoció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios