Caamaño negociará también con los sindicatos las reformas en Justicia

  • El ministro se comprometió a convocar en un plazo de un mes una mesa de trabajo para fijar un calendario de negociación inmediata.

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, se ha comprometido a consensuar con los sindicatos las reformas necesarias para la modernización de la Justicia, que ya negocia con las asociaciones judiciales, y a convocar en un plazo de un mes una mesa de trabajo para fijar un calendario de negociación inmediata. 

Ese es el compromiso que, según los sindicatos, expresó Caamaño a los representantes de CCOO, CSI-CSIF, UGT y STAJ, con quienes se reunió la semana pasada por primera vez desde que tomó posesión de su cargo hace dos meses. 

Durante dicho encuentro, según ha explicado Juan Antonio Martín, de CSI-CSIF, Caamaño se mostró muy receptivo a las propuestas sindicales, dialogante y conciliador, "todo lo contrario a lo que estábamos acostumbrados con Bermejo", ha dicho. 

"Salimos con buen sabor de boca de la reunión", ha señalado Martín, que asegura que el ministro tendió la mano a las propuestas sindicales. 

Por su parte, el representante de CCOO Javier Hernández confía en que el ministro Caamaño rompa con el estilo "autoritario y arrogante" de su predecesor, Mariano Fernández Bermejo, y que repare a los trabajadores por las injustas decisiones adoptadas por el anterior ministro. 

Tras este primer encuentro, el ministro de Justicia y los sindicatos han acordado volver a reunirse en quince días para fijar un calendario de trabajo con reuniones periódicas para concretar y desarrollar las demandas sindicales. 

Los sindicatos ya han presentado al ministro un listado de propuestas, en el que uno de los puntos más destacados es la reclamación de un plan de actuación urgente para agilizar las ejecutorias penales, que incluye un aumento de plantillas para reducir la carga de trabajo. 

Asimismo, subrayan la necesidad de solucionar de forma inmediata la grave situación de muchos órganos judiciales, como los registros civiles, los juzgados especializados en violencia sobre la mujer o los Juzgados de Primera Instancia, de lo Social y de lo Mercantil, que han visto incrementada su carga de trabajo por la crisis económica. 

Tras la buena acogida que encontraron a sus propuestas por parte de Caamaño, los sindicatos esperan ahora que el nuevo ministro abra una nueva etapa en la que realmente se emprenda la reforma de la Administración de Justicia con el consenso de los trabajadores y que "entierre definitivamente el estilo y las actuaciones de Bermejo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios