La CUP exige a JxSí un "paso claro" de ruptura para mantener su apoyo

  • La oposición considera un "insulto a la democracia" la declaración del 9-N

La CUP ha advertido a Junts pel Sí (JxSí), en un documento interno de preparación de su Asamblea Nacional del 22 de mayo, que si el 10 de enero de 2017 no ha hecho todavía "un paso claro" de ruptura con el Estado, dará por concluido su apoyo parlamentario y denunciará el supuesto "fraude".

Esta advertencia de la CUP queda reflejada en el primer borrador del "documento de trabajo político" elaborado con vistas a la Asamblea Nacional del 22 de mayo que aún tiene que ser debatido y enmendado por los militantes, pero en el que la formación anticapitalista ya indica que su apoyo a JxSí está condicionado al avance del proceso hacia la independencia.

Según se indica en el documento, sí el 10 de enero de 2017, que es cuando se cumple exactamente un año de la investidura del presidente Carles Puigdemont, "JxSí no ha hecho ningún paso claro en el camino hacia la ruptura, algo palpable que vire también en el discurso público y político de contención, la CUP debería organizar una conferencia nacional". Esta conferencia nacional, precisa, tendría como finalidad "iniciar el proceso de denuncia del fraude de los doce meses de Govern de Junts pel Sí y el inicio de un cambio de paradigma".

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, defendió ayer por su parte que el Parlament debata la moción de la CUP que ratifica la declaración soberanista del 9-N, un texto duramente criticado por algunos partidos de la oposición, entre ellos Ciudadanos, que la tildó de "insulto a la democracia".

Ante las críticas de PSC y C's, que exigieron al presidente catalán el cumplimiento de la ley, Puigdemont advirtió de que es "malo" para cualquier "cambio político o regeneración" que un Parlamento ponga "fronteras" a debates sobre una moción en concreto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios