Borrón y cuenta nueva en IU

  • Izquierda Unida confía en remontar el vuelo tras tocar fondo

No hay tiempo para lágrimas, reproches o gritos. Izquierda Unida tiene tres meses por delante tras el fracaso electoral para redefinir su proyecto, curar heridas, recuperar el ánimo de sus militantes y despejar del horizonte un hipotético episodio de separación.

El 9-M ha marcado un antes y un después en la federación de izquierdas, que surgió en 1986 bajo el impulso del movimiento contra la OTAN y que llegó a ocupar 21 escaños en el Congreso de los Diputados diez años después.

¿Por qué se ha visto condenada IU a formar parte del Grupo Mixto y reducir su representación parlamentaria a dos diputados? En la formación tienen claro que todo se debe a un cóctel letal: el bipartidismo creciente, el voto útil, la actual ley electoral y las crisis internas.

"El bipartidismo, más el seguidismo absoluto del PSOE, nos han llevado a irnos por el desagüe", comenta el presidente ejecutivo del PCE, Felipe Alcaraz. Contrario a Llamazares y a la actual dirección Federal, sostiene que la formación se ha convertido en una "especie de sucursal del PSOE".

En cambio, el sector gasparista defiende la labor del grupo parlamentario durante esta legislatura y proclama que los principales avances en los últimos cuatro años se deben a aportaciones de IU en leyes como la de Memoria Histórica, Igualdad o de limitación en la subcontratación.

IU ha conseguido 963.040 votos, que se han traducido sólo en dos diputados, mientras que CiU con algo más de 770.000 sufragios tendrá diez diputados. "Estas cifras evidencian que a IU le cuesta un escaño 480.000 votos y, por ejemplo, al PSOE 65.000. Este hecho genera verdadera frustración en la ciudadanía, que acaba decantándose bien por la abstención o bien por el mal llamado voto útil", resume el coordinador de Ezker Batua, Javier Madrazo.

El ex coordinador general Julio Anguita considera que hay que "hablar menos y proponer más".

Ahora toca que las familias que conviven en IU se cohesionen, después de diferentes crisis internas y de situaciones que acabaron incluso en la puerta de los juzgados, como en el caso de la confección de las listas de la Comunidad Valenciana para las elecciones generales. Esos polvos...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios