Cataluña

Artadi se asoma como alternativa de JxCat y ERC en lugar de Puigdemont

  • La diputada niega que sea la aspirante secesionista de consenso, una opción para restituir simbólicamente al ex 'president' en el "exilio"

  • Arrimadas: "Europa no comprará esa fórmula"

La diputada de JxCat Elsa Artadi esquiva ayer las preguntas de los periodistas en los pasillos de la Cámara catalana. La diputada de JxCat Elsa Artadi esquiva ayer las preguntas de los periodistas en los pasillos de la Cámara catalana.

La diputada de JxCat Elsa Artadi esquiva ayer las preguntas de los periodistas en los pasillos de la Cámara catalana. / marta pérez / Efe

Comentarios 2

Elsa Artadi, la mujer que en los últimos meses se convirtió en la mano derecha de Carles Puigdemont, suena para ser la candidata que se ponga al frente del Govern en una fórmula que mantendría al líder independentista como president simbólico a distancia. RAC1 informó de la existencia de un hipotético acuerdo entre Junts per Catalunya (JxCat) y ERC para que Artadi se someta próximamente a la votación de investidura en el Parlament. Según la emisora, se haría a través de una propuesta de resolución, es decir, un texto sin efecto jurídico pero que serviría para "restituir simbólicamente el cargo" de Puigdemont. La propia Artadi aseguró más tarde que el ex president es "nuestro candidato y también el del Parlament", negando que ella vaya a ser la aspirante a presidir la Generalitat.

Artadi (Barcelona, 1976) es economista y portavoz parlamentaria de JxCat. En los últimos meses, fue cobrando protagonismo en las filas independentistas especialmente después de que Puigdemont pusiera rumbo a Bruselas y el líder de ERC, Oriol Junqueras, fuera encarcelado.

Fuentes de JxCat aseguraron que no pueden "dar nombres de posibles alternativas al presidente Puigdemont", ya que lo que el partido está haciendo es "trabajar por investirlo". Desde ERC, su portavoz Sergi Sabrià fue prudente e insistió en una entrevista en TV3 en que Puigdemont "es el único candidato sobre la mesa" aunque se está "buscando la manera de legitimar" su figura para que pueda "asumir la presidencia" del Govern.

La fórmula de los independentistas pasa por reconocer la figura de Puigdemont a través de una propuesta de resolución, un texto sin efecto jurídico pero que sí serviría para restituir simbólicamente el cargo de president de la Generalitat. La propuesta pretende la creación de un Consell de la república "en el exilio" encabezado por Puigdemont desde Bruselas y otro en Barcelona con funciones meramente gestoras, que estaría liderado por Artadi.

JxCat pidió este jueves reactivar ya la comisión del reglamento del Parlament, encargada precisamente de abordar cualquier reforma del texto que regula el funcionamiento de la Cámara. El partido de Puigdemont registró un escrito, firmado por Artadi y dirigido a la Mesa del Parlament, para pedir que "se proceda, de acuerdo con la Junta de Portavoces", a determinar el número de representantes que corresponden a cada grupo en la comisión del reglamento.

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, aseguró que el Ejecutivo no permitirá que en Cataluña se lleve a cabo una reforma exprés de la Ley de Presidencia para que Puigdemont sea investido, y tachó de "malísima noticia" que se hable sobre la posibilidad de que los independentistas "vuelvan a las andadas de modificar fraudulentamente la ley", en este caso para dar a Puigdemont "un estatus".

Asimismo, la líder de Ciudadanos en Cataluña y ganadora de las últimas elecciones, Inés Arrimadas, criticó la propuesta de resolución que negocian JxCat y ERC, y avisó de que Europa "no comprará" esta estrategia. "Que ellos se inventen un relato, una declaración, para hacer ver que Puigdemont es presidente en el exilio, no se lo comprará nadie, ningún país de la UE y ninguna institución europea compra este discurso", afirmó en Onda Cero.

Paralelamente, los letrados del Parlament ya tienen listo el informe sobre los plazos de la investidura, pero esperarán hasta hoy para entregarlo porque este jueves el presidente de la Cámara, Roger Torrent, estaba visitando a los presos soberanistas en la cárcel. El informe iba a entregarse el pasado martes, pero su contenido despertó diferencias entre los letrados, que elaboraron varias versiones hasta alcanzar una definitiva.

Asimismo, la ex presidenta del Parlament Carme Forcadell afirmó ante el juez que el 27 de octubre, cuando se aprobó la declaración unilateral de independencia (DUI), "no se proclamó nada" y se limitó a leer lo que le dijo el entonces portavoz adjunto de JxSí, precisamente Roger Torrent.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios