Los presuntos etarras Aldecoa-Otalora y Salterain prestan declaración en la Audiencia Nacional

  • Los dos presuntos miembros de ETA detenidos el domingo por la Ertzaintza en la localidad de Iurreta (Vizcaya), Oroitz Aldecoa-Otalora y Agurne Salterain, prestarán declaración hoy ante el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, que se encontraba de guardia en el momento en que se produjeron las detenciones, informaron fuentes jurídicas.

Aldecoa-Otalora y Salterain fueron incluidos recientemente junto a otros tres etarras en la lista de los terroristas más buscados, difundida la pasada semana por el Servicio de Información de la Guardia Civil. La detención se produjo el domino por la mañana, cuando ambos fueron vistos saliendo de una vivienda de Iurreta. Los ertzainas procedieron a su identificación comprobando que portaban documentación legal, ambos fueron detenidos sin oponer resistencia alguna. 

  Los dos presuntos etarras detenidos estaban en paradero desconocido desde que el pasado 6 de diciembre fuera detenido Gorka Lupiañez, el encargado de montar una infraestructura etarra en Vizcaya. La pareja habría ocupado una vivienda junto a Lupiañez mientras éste intentaba montar una infraestructura de 'zulos', armas y colaboradores en el País Vasco para que fuese utilizada por los comandos de la organización terrorista. 

 Cuatro días después de la detención de Lupiañez, el 6 de diciembre, los agentes registraron un caserío en Mendata y una vivienda y su trastero en Abadiño. Las huellas recogidas en esta última por el Laboratorio de Criminalística del Instituto Armado permitieron conocer la identidad de los dos 'laguntzailes', de los que se sospecha podrían haber cruzado la frontera con Francia intentando engrosar las filas de 'liberados' de la organización terrorista. 

  Fuentes de la investigación consultadas por Europa Press otorgan un papel relevante a Lupiañez dentro de la logística militar de la banda, el aparato conocido como ELOSA (Ekintza Logistika Saila-Departamento de Acción Logística), incluso consideran la posibilidad de que hubiese sustituido al que era su jefe directo, José Antonio Aranibar Armendoz, detenido el 2 de julio pasado cuando acababa de entregar una furgoneta-bomba a otros dos etarras que pensaban atentar durante el Debate sobre el Estado de la Nación. 

 Al parecer, Lupiañez habría cruzado la frontera semanas antes de su detención para establecer una infraestructura que incluyese 'buzones' en el interior a los que pudieran acudir los comandos para recoger armas y explosivos sin necesidad de cruzar la frontera francesa, 'zulos' donde guardar explosivos, como el localizado en Biriatou gracias a su declaración y que se encontraba vacío, y una red de colaboradores, que podrían integrar los huidos Agurne Salterain y Oroitz Aldecoa-Otalora. 

  Desde que se produjo la detención de Lupiañez el pasado 6 de diciembre la Unidad de Información y Análisis de la Ertzaintza mantenía abierto un operativo con el fin de poder localizar a los ahora arrestados, que se encontraban en paradero desconocido, para lo cual se establecieron vigilancias en diferentes domicilios.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios