Jon Juaristi, poeta y novelista

"Han conseguido hacer de Euskadi un país de cocineros"

"Han conseguido hacer de Euskadi un país de cocineros" "Han conseguido hacer de Euskadi un país de cocineros"

"Han conseguido hacer de Euskadi un país de cocineros"

Comentarios 1

-En el libro El balón envenenado le dedica el poema All Iron a Zarra...

-Era amigo de mi padre, pero yo fui antes del Arenas de Guecho.

-Cuando vuelve Unamuno del exilio, el Real Unión de Irún jugaba contra el Real Madrid...

-Era el equipo de los ferroviarios.

-¿Le quitaron la calle a Unamuno en Bilbao?

-El primer Ayuntamiento nacionalista le quitó una calle y Herri Batasuna le cambió oficiosamente el nombre de la plaza de Unamuno, la que sale en un poema de Blas de Otero, por la plaza Hermanos Echevarrieta, Javier, que mató al guardia civil José Pardines en 1968, el primer crimen de ETA, y José Antonio, el ideólogo.

-Media generación del 98 era vasca...

-Más de media. Unamuno, de Bilbao; Baroja, de San Sebastián; y Maeztu, de Vitoria. Unamuno decía que lo vasco era el alcaloide de lo castellano.

-¿Cómo vio la reunión de Cambo-les-Bains?

-Se reunieron en la casa que se hizo construir Edmond Rostand, el autor de Cyrano de Bergerac. Un lugar para seguir haciendo teatro. Mal teatro.

-Desde fuera, podría parecer el mundo de Guermantes de Proust o las vacaciones de mr. Hulot.

-Era la zona de veraneo de Napoleón III, una cosa muy cursi y acogidita. Una especie de París de verano.

-¿Y el mutismo sobre las víctimas?

-Lo que pasa es que esa ausencia ha sido tan estruendosa que no les ha salido demasiado bien.

-¿Y los mediadores internacionales?

-Venían a lo que venían, a cobrar, no sé de quién exactamente. A no hablar de las víctimas y presentar a ETA como un espíritu puro que no ha hecho nada en toda su historia más que sufrir y tener presos.

-Escribió que el descenso del Athletic le daría todavía más pena que la desaparición del euskera.

-El euskera es una lengua minoritaria. En el nuevo discurso del lehendakari Urkullu hay una nueva definición de lo vasco, la nación foral. Una contradicción, porque es nación o es foral. Es la parte foral de la nación española, la parte privilegiada fiscalmente. Lo que lo define es el concierto económico, no la religión católica, allí más tridentina e integrista que en el resto, ni el euskera.

-¿Vasco de alcurnia?

-Por parte de mi padre, muy nacionalistas. De mi madre, republicanos.

-¿Ha vivido un complejo político de Edipo?

-En mi caso ha sido más una evolución generacional. La primera generación de ETA terminó en las antípodas de ETA. Los del Consejo de Burgos tenían que ir con escolta en los años noventa. Mario Onaindía, Teo Uriarte...

-Onaindía decía que los vascos son los más españoles en el sentido calderoniano de la palabra...

-Eso es mío, dije que eran los más españoles en el sentido inquisitorial de la palabra. Onaindía lo suavizó con calderonianos. ¿Dónde situaríamos la España negra? En el País Vasco. Allí surge el carlismo, los integrismos del XIX. En una película de Gutiérrez Aragón, Visionarios, se ve en el verano de 1934 a un grupo de chicas madrileñas tomando el sol en la Concha y de pronto pasa por allí una procesión. Es el caldo de cultivo de ETA, que convirtió ese fanatismo religioso en político.

-¿El éxito de Patria puede sepultar a su autor?

-Seguro que Fernando Aramburu sabe administrarlo. Es un éxito editorial que ha hecho que la gente no sólo lea sobre ETA, sino que lea novela.

-La veta la abrió Raúl Guerra Garrido...

-Ganó el Nadal con Lectura insólita de El Capital, sobre un secuestro. Antes escribió Cacereño, más olvidada y muy reveladora.

-¿Cómo se vivió el mayo francés en la frontera?

-Estábamos en ETA, en otra historia. Sartre tuvo mucha presencia en el mayo francés y tardó dos años en enterarse de lo que era la ETA. En el 69 nos pasamos a ETA VI Asamblea y después mi generación se repartió en distintas capillas de la extrema izquierda. Yo me hice trotskista. Después pasé por Euskadiko Ezquerra y el PSOE.

-¿Ahora sólo milita en la inteligencia?

-No soy militante de nada, ni siquiera de la inteligencia.

-¿A los abertzales les resultan ustedes más incómodos por proceder de sus entrañas?

-En algún momento sí, pero ahora que han conseguido hacer un país de cocineros que no paga impuestos o que paga pocos o que paga menos impuestos que el resto, la gente de mi edad no les dice nada. Y si vives en Madrid, para qué le voy a contar.

-¿Qué recuerdos tiene de su paso por la dirección del instituto Cervantes?

-Además de las 35 sedes, pusimos en marcha las aulas Cervantes. Cervantes me persigue, porque ahora soy catedrático de Literatura Española en la Universidad de Alcalá de Henares.

-¿Qué le trae por el Sur?

-Presentar Sonetos de la Patria oscura, que me edita Renacimiento.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios