Alejandro Jodorowsky. Psicomago y escritor.

"La clave está en el respeto hacia uno mismo"

  • Alejandro Jodorowsky, creador de técnicas terapéuticas que han revolucionado la psicoterapia, acaba de publicar 'Metagenealogía'. La obra desarrolla un método, "una toma de conciencia" del estado de salud del árbol genealógico en el que se ha nacido.

Comentarios 0

-Ilustra el inicio de Metagenealogía con la historia que inventó su abuela sobre su supuesto abuelo: un bailarín ruso que murió tratando de encender una lámpara sobre un barril de alcohol. Qué imaginación.

-Es una historia que me contó mi madre y que ella creyó a lo largo de toda la vida. Una vez, llegó a Santiago un supuesto tío de la Argentina (un estafador que se hacía pasar por hermano de mi abuelo) y le enseñó un reloj de bolsillo socarrado que, supuestamente, mi abuelo le había dejado en herencia mientras expiraba. La farsa era tan surrealista que nosotros nos estábamos riendo, pero mi madre realmente la creía, y lloraba emocionada.

-La clave de toda la psicomagia es que al inconsciente no se le puede hablar con palabras, sino con símbolos.

-Sí se le puede hablar con palabras, pero las palabras no curan. La persona no cambia, los actos cambian a la persona. El psicoanálisis te puede decir: "Tú estás enamorada de tu papá". Y  sí, pero y ahora, ¿qué hago?  Y es aquí cuando entra la psicomagia, realizando un acto que te libere de la pulsión. Pero con palabras no se libera: el psicoanalista sublima, pero la pulsión no se sublima. Tal vez tengas que vestir a un amante con el traje de tu padre para superar el conflicto o algo así... No sirven para todos los mismos símbolos, claro, por eso la metagenealogía: antes hay que estudiar la vida familiar de la persona, ver cómo es esa persona y luego aconsejar...

-Habla en Metagenealogía del conflicto que existe entre copiar y crear, entre reproducción e innovación.

-El mundo avanza gracias a los creadores, que son pocos  y que están rodeados de millones de imitadores. Hay que pasar de la imitación a la creación... La familia, la sociedad y la cultura quieren que repitas el pasado, pero tú tienes que ser lo que tú eres y no lo que los otros quieren que seas. Ahí está la clave: en el respeto hacia uno mismo.

-"En las células todo está escrito, la agonía y el éxtasis". Explique esto.

-Piensa en tu cerebro: tienes millones de neuronas. Millones, pero en tu vida consciente utilizas un centenar como máximo. Cada ser humano es un genio en potencia, pero familia y sociedad nos ponen límites y tendemos a la inercia, a no repetirnos, a no cambiar. Cambiamos a través de las crisis, y las crisis se producen por una repetición del pasado. A nivel global, las grandes crisis traen guerra, depresión, pobreza... Frente a las crisis estamos obligado a cambiar, a mutar, como hacen los insectos y los animales. Ante las dificultades,  los animales hacen mutaciones para adaptarse y sobrevivir, y ahora estamos en un periodo de supervivencia, todos. Todo cambiará, el sistema económico está obligado a cambiar, las religiones están obligadas a cambiar, las ciudades están obligadas a cambiar, son obsoletas ya... Los países también: somos planetarios... La energía... todo está obligado a cambiar. Cada vez vamos a tener más protestas, la gente ya no puede seguir viviendo como hasta ahora. Hoy es 14 de julio en Francia y, sobre mi cabeza, veo pasar los aviones, pasan por mi cabeza máquinas asesinas. La guerra y los ejércitos son obsoletos ya, no pueden seguir: no podemos cambiar el mundo pero podemos comenzar a cambiarlo, sembrando conciencia.

-"Ante una situación adversa se pueden tomar tres caminos: asumirla, transformarla o escapar". ¿No hay ninguno mejor que otro?

-Las reacciones varían, como todo. Primero de nada, ante un conflicto, tiendes a paralizarte, a meterte en tu casa y no moverte. Después, puedes disfrazarte, disimular.  Otra opción es huir pero también, atacar, y por último, la autodestrucción. Son todas posiciones difíciles, depende de en qué circunstancias te encuentres, de quién sea el enemigo: puedes quedarte en la inercia, creer que eres igual a todos (modas), te puedes autodestruir... El miedo a la libertad, a la conciencia, el desobedecer al clan, al pasado, el romper que las cosas son así, que no deben cambiar... Eso es lo que enseña el estudio del árbol:  las claves para ir liberándote poco a poco. El auténtico cambio no es tanto una revolución como una re-evolución: un cambio interno, una mutación que hay que hacer.

-Dice que la pregunta determinante para desentrañar el estudio del árbol es cuál es nuestro objetivo vital.

-Claro. Por ejemplo, si tu objetivo es el amor, eso significa que en tu familia no hubo amor o que no te lo mostraron. Lo andas buscando.

-¿Buscamos siempre por carencia?

-Sí, exacto... eso está bien, te lo voy a copiar.

-Vaya, pues... estupendo. Describe los conflictos como "nudos" entre las relaciones.

-Los nudos son pulsiones infantiles normales que no se realizan y que te persiguen. Los nudos se desharán pacientemente o a machetazos, depende de la persona... Cada uno tiene que tomar estos conceptos y adaptarlos: yo doy ideas, pero tú tienes que encontrar tu manera. Este libro reúne cuatro años de trabajo y treinta de experiencia para que la persona no tenga que recurrir tanto a ayuda psicológica, que se cure ella misma. La persona del futuro tiene que ser su propio curandero.

-En el árbol genealógico, el primero que ha sido bautizado es el que detiene el ser, dice. Pues yo la llevo clara, porque soy la tercera Pilar.

-Entonces habría que preguntarse qué te echaron sobre los hombros. El primer acto de liberación sería cambiarse el nombre... ¿Desde dónde llamas?

-Desde Cádiz.

-¿Te gusta Cádiz?

-No.

-(Risas) Entonces, te tienes que preguntar por qué estás en un sitio que no te gusta. Al menos, saber por qué. Yo estoy en París, y no es perfecto, nadie te conoce, pero a lo mejor es una de las cosas que busco. Fuera siempre está el miedo, el bosque, te matan los animales... Nos amarramos a lo que consideramos que es nuestro hogar, pero hay que darse cuenta de que el planeta es nuestro hogar.

más noticias de ENTREVISTAS Ir a la sección Entrevistas »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios