Rusia, la represión que no cesa

lCentenares de personas fueron detenidas ayer en Moscú, San Petersburgo y otras ciudades rusas en las protestas de la oposición por lo que consideran un nuevo fraude electoral en los comicios. Miles de personas se echaron a las calles para denunciar que Vladimir Putin, el verdadero y único hombre fuerte de Rusia, ha utilizado todo el poder estatal para manipular unas elecciones presidenciales que, según los recuentos oficiales, le han dado la victoria con más del 60% de los sufragios. Observadores internacionales también detectaron numerosas irregularidades en el transcurso de las votaciones. Putin, por el contrario, defendió la limpieza electoral "porque yo era el más interesado en que no hubiera ninguna sospecha. La realidad es que tenía las elecciones ganadas y no necesitaba acudir a ninguna actuación irregular".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios