La Policía saca al Betis del entrenamiento

l Ambiente caldeado el que se respiró ayer en Heliópolis durante la vuelta al trabajo del Betis. Medio centenar de aficionados se personaron en el entrenamiento, que se celebró a puerta cerrada, para proferir insultos y lanzar tres cartones de huevos sobre los futbolistas, a los que se coloca como máximos responsables de la dramática situación del equipo verdiblanco. Los jugadores béticos se vieron obligados a esperar a las fuerzas policiales para salir escoltados de la ciudad deportiva, aunque algunos optaron por utilizar la puerta de atrás y no cruzarse con los aficionados. Mientras futbolistas como Oliveira o Edu eran aplaudidos cuando salían con sus respectivos automóviles, otros como Arzu sufrieron el impacto de los huevos en sus coches y aguantaron los gritos de unos aficionados ya hastiados de otro año de mediocridad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios