Estampas de una Feria Taurina

l Las tardes de toros en la Avenida de Vilches tienen algo diferente y especial.La Plaza de Toros de Almería es singular y se puede comprobar en cualquiera de sus corridas. Toreros, público, empresarios, aficionados y amantes a esta afición tan peculiar afrontan la Feria Taurina de Almería con especial entusiasmo. En los gestos, en las miradas, en los comentarios... nada que ver con otras plazas. En estos siete días de toros se han podido captar en el coso de Vilches imágenes tan bellas como las de la despedida de Esplá o tan singulares como el puro que se fumó Morante de la Puebla minutos antes de torear. Los nervios previos al paseíllo o el cariñoso gesto de algún aficionado que se quita el sombrero ante el buen hacer de un torero. Y de dolor porque el toro sufre y el caballo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios