Devoción y superstición en martes y 13

lMiles de personas cumplieron ayer con un rito que mezcla la devoción con la superstición de una forma muy mediterránea. Se trata del tradicional besamanos de la Virgen de los Remedios, que se produce cada martes y 13 en San Lorenzo. Pero el acto, más allá de la fecha y de las plegarias, puede ser motivo de un estudio sociológico porque la crisis ha llevado a que a muchos no les quede ya nada más que encomendarse a la Virgen para salir adelante. Y es que la cola para besar las manos de la imagen ocupaba buena parte de las calles aledañas al templo fernandino. Los comentarios de la mayoría de los que asistían estaban relacionados con la complicada situación económica que vive el país. Otros buscaban la salud en forma de deseo. Ojalá todos los que guardaban cola para ver a la virgen encuentren fin a sus problemas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios