Entrevista a Fernando Ramírez, presidente de la junta gestora de la hermandad de emigrantes

"La mayoría prefería el recorrido de hace tres años por la capital"

  • Señala que los peregrinos de a pie cada vez "se conciencian más de que se tienen que inscribir para realizar la romería como ocurre con los caballistas y los vehículos

Fernando Ramírez. Fernando Ramírez.

Fernando Ramírez. / Canterla

El presidente de la junta gestora de la Hermandad de Emigrantes, Fernando Ramírez, hace balance del trabajo previo al camino que hoy comienza, así como de los actos que ha celebrado la filial. Ramírez, que fue hermano mayor en el año 1999 y presidente de 2005 a 2009, también cuenta la experiencia de preparar la romería sin la figura de un hermano mayor en la hermandad.

-Otro año más Emigrantes camina hacia la aldea, ¿cómo ha vivido estos días previos?

Hace tiempo que no veía la asistencia que hemos tenido en el triduo, en la función principal y en el pregón"

-En el tema de preparativos hemos efectuado estos días las cosas de última hora. Luego en los grupos de mayordomía, grupo joven, camaristas... estaba todo organizado para salir a las calles. Con muchísimo trabajo tanto el presidente como la junta gestora, que formamos seis miembros. Y gracias a la colaboración de todos los hermanos y a los grupos que refería antes. Sabemos lo que conlleva todos estos días de tensión y trabajo.

-El poder hacer el camino es fruto de un esfuerzo que se hace semanas atrás, ¿tanto trabajo hay a la sombra de una hermandad?

-La verdad es que llevamos más de mes y medio en reuniones con organismos oficiales, viendo caminos... y esto conlleva su trabajo. La constancia de los últimos 15 días es de no parar. Son muchísimas cosas y más en una junta gestora.

-¿Cómo se focaliza todo el trabajo sin la figura de un hermano mayor?

-Esa experiencia la hermandad la ha vivido otros años. Nosotros tuvimos la suerte en los cuatro años que estuvimos que teníamos al hermano mayor y son cosas que te quitan a la hermandad, aunque todo lo que se hace se realiza en conjunto. Lo que es la figura del hermano mayor, en cierto modo, quita labor a lo que es la hermandad. Son las personas a las que se la dejan su parte de trabajo y organización para el camino.

-¿Qué balance hace de todos los actos previos a la romería?

-La verdad que la asistencia ha sido extraordinaria. Hace años que no veía la asistencia que hemos tenido en el triduo, en la función principal y en el pregón. Además, el pregón de Juan González fue extraordinario. Un pregón de hermandad, de muchísimo sentimiento, a mí me emocionó muchísimo porque narraba cosas de vivencias, que las escuchaba y las vivía en ese momento.

-Entre las novedades de Emigrantes para este año está el cambio de itinerario tanto en la salida como en la entrada por las calles de la capital, ¿a qué se debe?

-Hasta hace tres años se aprobó un recorrido por Huelva y era el que se estaba haciendo. ¿El cambio?, nosotros hemos ido escuchando a los hermanos que acompañan a la hermandad y la verdad que la mayoría prefería el recorrido anterior. Hemos atrasado horarios de misa, de salida y hasta ahora nosotros lo que pretendemos es estar el tiempo menos posible en Huelva, que luego nos quedan muchos kilómetros de carretera. Lo que hemos hecho es volver a retomar el camino que tenía la hermandad desde que está ubicada en El Molino.

-¿Cómo ha ido el proceso de inscripción de los peregrinos de a pie?, ¿es consciente la gente de que se tiene que inscribir?

-Cada año se van concienciando más. Hasta última hora se han llegado a apuntar. Nosotros queremos llevar el control sobre las personas que van, incluso pedimos nombre, teléfono o dirección por cualquier cosa que pueda ocurrir. Y luego aparte para montar todo lo que tenemos que llevar. Llevar un control como llevamos con los caballistas y vehículos.

-El Plan Romero cuenta este año con un despliegue de 6.000 efectivos.

-Pienso de que es una labor muy importante el trabajo que realizan las personas que están en los caminos. Nosotros tuvimos una reunión hace unos 20 días y estuvimos viendo los caminos y la verdad es que están bien. Cuando salimos al campo es normal que nos encontremos un agujerito en cualquier pista que pasemos, porque son muchas hermandades las que van por delante nuestra.

-Enumere los momentos especiales del camino de Emigrantes.

-Cada momento tiene su encanto y sus emociones. Está uno con esos nervios de que todo salga bien y de que no haya percances. Hay momentos muy emocionantes en todo el recorrido que hacemos por Huelva. Otro de los momentos es cuando llegamos al Tinto, que es cuando respiras y recoges insignias, hablas con uno, hablas con otro, te acercas a los carros, preguntas y ya vamos agrupando. Además, en el camino tenemos un paraje natural que es de los poquitos que hay en Europa y hay que disfrutarlo, pasarlo bien. Y por supuesto la entrada en la aldea. Y que no ocurra nada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios