El Rocío

Primer camino en solitario de Cartaya

  • La hermandad onubense más reciente inicia la peregrinación con una multitudinaria despedida de los cartayeros

  • La llegada a la aldea almonteña tendrá lugar mañana

Los peregrinos de Cartaya disfrutan en una 'pará'. Los peregrinos de Cartaya disfrutan en una 'pará'.

Los peregrinos de Cartaya disfrutan en una 'pará'. / jordi landero

Cartaya vivió a primera hora de la mañana de ayer momentos inolvidables y muy emotivos, pero sobre todo históricos, con estampas para enmarcar, con motivo de la primera salida en solitario de la hermandad del Rocío de dicha localidad costera, la filial número 118, hacia la aldea almonteña del Rocío.

Por tal motivo, los vecinos se volcaron con su hermandad y no faltaron a la cita para regalarle una multitudinaria y colorida despedida por las calles del municipio.

Este año en la filial cartayera no hay estrenos, porque todo es nuevo, después de dos décadas de peregrinación hasta las plantas de la Blanca Paloma desde la jornada del lunes previo a la romería de Pentecostés con la hermandad madrina de Ayamonte.

A pesar de ello, la presidenta de los rocieros cartayeros, Consolación Palacios, subrayó antes de adentrarse la comitiva en el pinar de la localidad, que la carreta del Simpecado luce en esta ocasión por primera vez su techo definitivo de plata, así como las cuatro jarras de orfebrería destinadas a ornamentación floral, donadas por la primera hermana mayor de la hermandad, María Ribero. Además, dichas jarras tienen la particularidad de que llevan grabadas las iniciales de los distintos miembros de su familia.

La hermandad cartayera, una de las últimas en incorporarse a la Matriz almonteña junto con la 119 (La Carolina, Jaén), inició la jornada muy temprano, a las 7:30, con el traslado del Simpecado desde la parroquia de San Pedro Apóstol hasta el monolito de la Virgen del Rocío, en la plaza del mismo nombre, donde tuvo lugar a continuación una misa de romeros oficiada por el párroco local y director espiritual de la hermandad, Manuel Domínguez Lepe. Los peregrinos se dirigieron posteriormente hasta la plaza Redonda, donde el Ayuntamiento ofrendó un ramo de flores al Simpecado y desde donde cientos de vecinos comenzaron a despedir una comitiva que recorrió las calles San Pedro, Nueva, Fernando Álvarez Galán, Convento y avenida del Rompido, donde a la salida del casco urbano tuvieron lugar algunas de las estampas más emotivas de toda la salida.

Y es que en dicho punto tuvo lugar una emotiva ofrenda floral al Simpecado por parte de la junta de gobierno de la Hermandad de San Isidro Labrador de Cartaya, junto al monumento del Patrón de los Agricultores, así como numerosos escolares de distintos centros educativos del municipio, entre ellos los CEIP Juan Díaz Hachero y Juan Ramón Jiménez, que despidieron a la comitiva entre vivas y cantes.

Según subrayó el vicepresidente de la Hermandad del Rocío de Cartaya, José Ángel Palacios, la comitiva "ha desbordado este año nuestras mejores previsiones", formada por un total de 42 vehículos, entre ellos más de una decena de carros y charrets de tracción animal, 25 tirados por tractores y vehículos de apoyo, para sumar en total unos 500 peregrinos.

Una vez en las afueras del casco urbano, los peregrinos enfilaron el conocido como camino de La Romería, hasta llegar a las 12:00 al paraje de La Mira, donde se procedió al rezo del Ángelus. La filial cartayera sesteó un par de horas más tarde en Las Vegas (Aljaraque), para hacer su primera pernocta junto al Foro Iberoamericano de la Rábida.

Ya en la jornada de hoy se oficiará una eucaristía a las 8:00, para proseguir el camino y parar para el sesteo en Tres Rayas, mientras que la segunda noche la pasarán en Cabezudos.

La tercera y última jornada de camino arrancará igualmente con una eucaristía a las 8:00. A las 11:30 habrá una parada para el rezo del Ángelus, para arribar al barrio de las Gallinas de la aldea a las 16:00. Dos horas más tarde tendrá lugar la presentación de la hermandad cartayera ante la Matriz de Almonte y la Blanca Paloma.

Ya en El Rocío, la jornada del sábado estará marcada por el rezo del Ángelus a las 12:00 y el canto de la Salve en la casa de la hermandad. El domingo, la salida del Simpecado y el guión de camino para participar en la misa pontifical del Real del Rocío será a las 9:00, mientras que la salida hacia la plaza Doñana para participar en el Santo Rosario de hermandades organizado por la Matriz será a las 23:00.

Ya en la jornada del lunes, la filial cartayera saldrá a las 7:00 hacia la calle Moguer, para recibir la visita de la Virgen del Rocío, que bendecirá a los rocieros de Cartaya en el marco de la procesión de Pentecostés.

Finalmente, el inicio del camino de regreso de los peregrinos de Cartaya será el martes 22 de mayo, a las 8:00, para llegar al municipio un día más tarde, a las 20:30, después de pernoctar junto al Foro Iberoamericano de La Rábida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios