Ayamonte e Isla Cristina arropan a Cartaya en su primera salida como filial

  • Caminos y carreteras de la Costa se llenan de peregrinos

  • La localidad fronteriza recupera la antigua salida por el pueblo hacia la aldea almonteña

La romería del Rocío echó a andar ayer en la provincia de Huelva con la salida de las tres primeras hermandades que peregrinan hasta la aldea almonteña. A primera hora de la mañana lo hacían Ayamonte e Isla Cristina, y después del almuerzo Cartaya en su primer camino tras ser nombrada hace varios meses filial por la Hermandad Matriz de Almonte. La de Cartaya fue una salida por todo lo alto y llena de emotividad, ya que ha estado arropada por las otras dos hermandades costeras, cuyos simpecados a su paso por dicha localidad han acompañado al de Cartaya, que estrenaba además carreta, bendecida por el cura párroco de la localidad, Manuel Domínguez Lepe, momentos antes de partir al encuentro de su madrina durante los últimos añoa, Ayamonte, y de Isla Cristina.

A primera hora de la mañana los cohetes tronaron un año más en Isla Cristina. Los romeros se concentraron a primera hora a las puertas de su casa hermandad, en la Plaza de San Francisco, donde participaron en una misa antes de emprender la procesión del Simpecado por las calles isleñas, que recorrió la zona del muelle pesquero, el cuartel de la Guardia Civil o el monumento al marinero, donde fue recibido por las autoridades locales antes de salir del casco urbano por el puente Infanta Cristina.

Amplio recorrido del Simpecado ayamontino por las calles antiguas de la localidadLa unión de los tres simpecados a las puertas de la parroquia es un hecho histórico

La primera parada tras salir de Isla Cristina fue ante la Patrona de la barriada de Pozo del Camino, Nuestra Señora de María Auxiliadora. A continuación los peregrinos rezaron el ángelus a los pies de la Patrona de La Redondela, la Virgen de la Esperanza, para posteriormente almorzar y sestear en Lepe, donde este año no ha sido posible la visita a la patrona, la Virgen de la Bella, por encontrarse aún en su ermita de El Terrón debido a las obras de restauración que se están acometiendo en el templo de Santo Domingo de Guzmán.

Tras cruzar el río Piedras por el Puente de la Barca, los peregrinos isleños fueron recibidos en la plaza de la Virgen del Rocío de Cartaya por la hermandad cartayera, para juntas esperar a la de Ayamonte antes de dirigirse al centro del municipio para ofrendar en la parroquia de San pedro Apóstol a su Patrona, la Virgen del Rosario.

La comitiva isleña está formada, según precisó a Huelva Información su presidente, Pedro Álvarez, por unos 600 peregrinos, 21 carros de tracción mecánica, seis de tracción animal y una docena de caballistas. Mide aproximadamente unos dos kilómetros desde el Simpecado hasta el último carro.

Las hermanas mayores son este año las primas Ana Jiménez Rodríguez y Esperanza Fernández Rodríguez. El cartel anunciador de la Romería del Rocío para la hermandad isleña es obra del artista almonteño Toni Borrero y el pregonero ha sido Rafael Medero Ballesteros.

La Hermandad isleña pernoctó a la salida de Cartaya hacia El Rompido, junto al pabellón de deportes. Hoy martes tiene previsto el rezo del ángelus en la torre vigía ubicada junto al recinto romero de los Remedios de Aljaraque, el almuerzo y el sesteo en el Club Hípico de Huelva y la pernocta en el recinto ganadero de Gibraleón. Ya mañana miércoles el almuerzo y sesteo serán en el recinto moguereño de Montemayor y la pernocta en Bodegones, mientras que el jueves, tras un pitisco en el camino de Moguer, justo antes de La Rocina, está prevista su entrada en la aldea almonteña a las 18:00. La presentación del Simpecado isleño ante la Blanca Paloma será el sábado a las 17:30.

La salida de Ayamonte estuvo plagada de novedades. La principal, la recuperación de la vieja salida, abandonada hace aproximadamente una década y recuperada por la nueva junta de gobierno de la hermandad, que desde el pasado mes de septiembre preside José Manuel Rodríguez.

Según precisó a Huelva Información el nuevo presidente ayamontino, los cambios se han centrado en la realización de un amplio recorrido del Simpecado por las calles de Ayamonte partiendo de su parte más antigua, el barrio de la Villa, donde en la capilla del Socorro se ha celebrado la tradicional misa de romeros. Desde ahí la comitiva recorrió, con paradas de despedida, la sede de la Hermandad de la Amargura, el templo de San Francisco donde están las Hermandades de la Soledad y la Esperanza y el convento de las Hermanas de la Cruz. Posteriormente visitó la puerta del Ayuntamiento, la parroquia de las Angustias, el mercado de abastos, los colegios del municipio, la Comandancia de Marina donde el coro de Nuestra Señora del Carmen de Punta del Moral ha cantado la salve, la iglesia de San Vicente de Paul y el cuartel de la Guardia Civil.

En este punto los peregrinos han cantado el ángelus ante la Virgen del Pilar y en este mismo lugar los alumnos de música del IES Guadiana han tocado la salve rociera con flautas, que habían preparado expresamente para la ocasión. Posteriormente, y ya rozando las doce del mediodía, la comitiva partió por la Vía Verde hasta Pozo del Camino, donde visitó la parroquia de María Auxiliadora, y después a la Virgen de la Esperanza en La Redondela. Al igual que la hermandad de Isla Cristina, los romeros ayamontinos tampoco han podido visitar este lunes a la Patrona de Lepe.

Posteriormente pusieron rumbo a Cartaya para recoger a su hermandad ahijada, con la que después de muchos años realizará este año el camino conjuntamente por última vez tras el nombramiento de la segunda como filial de la Matriz almonteña.

Según relató el presidente de la hermandad ayamontina, este año será distinto porque "seremos dos hermandades, con dos simpecados, pero realizando juntas el mismo camino" lo cual va a ser "muy emotivo".

Ya en la jornada de hoy, tras pernoctar en la Pradera de San Isidro de Cartaya, la comitiva cartayera y ayamontina almorzará y sesteará junto al estadio Nuevo Colombino después de entrar en Huelva por el viejo puente del Odiel. Se recupera igualmente el viejo camino de los rocieros de Ayamonte, que les llevará a pernoctar junto al Foro de La Rábida. Mañana la parada para el almuerzo será en los alrededores de Gato y la pernocta en Cabezudos antes de entrar el jueves por las arenas en la aldea almonteña pasadas las 18:00. La presentación de la hermandad ayamontina será el sábado a las 17:00.

La comitiva ayamontina está integrada este año por 21 carros de tracción mecánica, seis de tracción animal, varios vehículos todo terreno de apoyo y unos 700 peregrinos.

La hermana mayor de Ayamonte es este año Ana del Carmen de Los Ángeles Salgado, el autor del cartel anunciador Andrés Moreno y el pregonero el párroco Felipe Ortiz.

Especialmente emotiva fue la salida de Cartaya, donde se concentraron cientos de romeros de esta misma localidad, de Ayamonte y de Isla Cristina, que acompañaron a los tres simpecados por las calles del municipio. Antes de recibir a las otras dos hermandades costeras, los rocieros cartayeros bendijeron su nueva carreta a las puertas de la parroquia de San Pedro Apóstol antes de subir a ella el simpecado.

Posteriormente la comitiva se trasladó a la plaza de la Virgen del Rocío, donde miles de cartayeros esperaron a los simpecados isleño y ayamontino, para trasladarse todos juntos de nuevo a la parroquial de San Pedro después de unas sevillanas interpretadas por el grupo local Entre Pinos y Marismas, para rezar una salve ante la Patrona de la localidad, la Virgen del Rosario. Los tres simpecados fueron recibidos en la plaza Redonda con petaladas, con música interpretada por la Banda del Ateneo Cartayero y con una salva de cohetes, además de con emotivos aplausos otorgados por los miles de cartayeros que en dicho punto se dieron cita para despedir a los rocieros en su primera peregrinación como filial.

Según detalló a esta redacción Consolación Palacios, presidenta de la hermandad cartayera, la unión de los tres simpecados a las puertas de la parroquia, ha sido "un hecho histórico que creo que nunca más volverá a darse". Antes de salir de Cartaya los rocieros fueron recibidos por las autoridades locales a las puertas del edificio Consistorial y visitaron el monumento a San Isidro.

Palacios precisó por otra parte que la comitiva de Cartaya está integrada por unos 400 peregrinos y 17 carros, seis de ellos de tracción animal y el resto mecánica. Al ser el primer año, ejercerán de hermanos mayores cada día uno de los miembros de la junta de gobierno de la hermandad, así como tanto la entrada en El Rocío, como la presentación ante la Virgen se realizará conjuntamente con Ayamonte, aunque cada hermandad con su carreta y su simpecado. El cartel anunciador está centrado en una fotografía de Emilio Palacios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios