Relevos en las formaciones políticas tras el recuento de los votos

  • La nueva derrota de Arenas puede desembocar en cambios en el seno del PP

El proceso electoral tendrá consecuencias. De hecho ya las ha tenido. La debacle de IU a nivel nacional ha llevado a Llamazares a anunciar que no se presentará de nuevo como coordinador regional, mientras que el secretario general del PA, Julián Alvarez, ha anunciado que en la próxima reunión del Comité Nacional Andalucista va a proponer un congreso extraordinario para habilitar a la actual dirección a acelerar el proceso de puesta en marcha, junto al PSA, de la Coalición Andalucista.

Las dos decisiones llegan para intentar reconducir las dos formaciones políticas tras el descalabro sufrido en los comicios. Decisiones que tendrán sus efectos en toda Andalucía y por ende en la provincia de Huelva.

Coaligados de izquierdas y coaligados nacionalistas coinciden en señalan que el bipartidismo, que parece se está adueñando de este país o al menos en parte de él, es una de las causas del retroceso que han experimentado en las pasadas elecciones. Dirigentes de ambas formaciones han puesto el énfasis en esta cuestión, aunque a tenor de los resultados logrados todo parece indicar que el mensaje no ha llegado a los electores. El uso institucional del partido de turno en el poder, la falta de recursos y el voto útil son algunas de las razones que esgrimen unos y otros a la hora de analizar los resultados obtenidos.

Por contra, POSE y PP saborean estos días la miel de la victoria, cada uno a su manera, y tras las turbulencias ha llegado la calma. Eso sí, a buen seguro que en el seno de estas dos formaciones comenzarán a librarse otras batallas. En el caso de los socialistas será coincidiendo del Congreso provincial que podría celebrarse a finales de este año o a principio del próximo. Entre los populares la cabeza de Arenas pende de un hilo tras su tercer fracaso. El PP busca ya sustituto entre sus filas. ¿En Huelva?

03660630

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios