El PP se basa en la política local y sale a la calle para captar el voto

  • Arenas muestra su rostro más cercano, empatiza y bromea, y basa su estrategia en promesas locales · El candidato popular insta a imitar el modelo de Marbella

Haga frío o calor, el PP andaluz muestra el rostro más amable de su candidato a la Junta, Javier Arenas. A la gélida Maracena el jueves, le siguió ayer Ronda. Arenas presume de conocer la problemática local de cada municipio. Rodeado de alcaldes, dice que todos los pueblos que recorrerá en campaña ya los ha visitado en los últimos cuatro años. En la calle, el candidato se aleja de la metrópolis y se apega al terruño. Empatiza con los vecinos y bromea.

En Ronda, le siguió la broma del "bronceado" a la número uno del PP a la Junta, Esperanza Oña. "Este color es de la calle, de recorrer pueblos y pueblos", dijo Arenas. Pero son los genes los culpables del "renegrío desde chiquitito", como lo definió en Olvera la mujer que lo llevaba al colegio. En la ciudad del Tajo, a pocos kilómetros de su ciudad de origen, Arenas "juega en casa". Al igual que los lugareños y los periodistas, padeció el trayecto para llegar a la ciudad y les prometió conexiones por autovía con Antequera y con la Costa del Sol. "Chaves no conoce las carreteras secundarias de Andalucía", criticó. También construirá el añorado hospital. En los municipios, Arenas invita a confiar en su programa para acabar con "desigualdades", que afectan con mayor incidencia a los núcleos rurales.

En grandes ciudades como Marbella, a pesar de no tener por ley esta declaración por parte de la Junta, Arenas se presentó como representante de las "clases populares". En la localidad malagueña, el candidato del PP se congratuló de que "Marbella ya no aparezca en la crónica de sucesos y brille por la normalidad", por lo que instó a imitar el modelo en la comunidad. "Marbellizar" Andalucía, acuño el presidente del PP provincial, Joaquín Ramírez. Esto será, según Arenas, cuando el PSOE pase a la oposición, "porque ahora creen tener una designación divina que les hace ganar eternamente".

La alcaldesa marbellí, Ángeles Muñoz, puso como prueba de la validez de un gobierno del PP la "espantada" del candidato del PSOE en las últimas municipales, Paulino Plata. "¿Dónde está? No sé si vendrá a votar, pero aquí le van a estar esperando unos cuantos", avisó al socialista.

03660630

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios