IU se centra en la posibilidad de pactar a tres días del 9-M

  • Valderas advierte al PSOE que "Andalucía está ligada en sus compromisos futuros a lo que se vaya a hacer en el Estado"

Comentarios 1

Pactos, en Andalucía y Madrid. La posibilidad, más probable según las encuestas a nivel nacional que andaluz, de que el PSOE no obtenga la mayoría absoluta marcó ayer los discursos de Izquierda Unida, tanto del líder nacional Gaspar Llamazares como en el del andaluz, Diego Valderas.

Mientras Llamazares negaba la posibilidad de incluirse en un gobierno que no fuera de izquierdas y aludía al "precioso trabajo" trabajo realizado durante la pasada legislatura, Valderas ratificaba estas palabras e iba más allá al asegurar que "si somos determinantes en Andalucía [...] batallaremos para que sea posible también en el marco del Estado esa política de izquierdas".

Para el líder de la federación, "Andalucía está ligada en sus compromisos futuros al conjunto de lo que se vaya hacer en el Estado" con el fin de evitar que con los votos de la izquierda se gobierne con la derecha, manifestó en referencia las formaciones minoritarias nacionalistas, aliadas tradicionales de PSOE y PP.

Y más sobre pactos en una respuesta a Juan Manuel Sánchez Gordillo, que exaltó al público en La Algaba poniendo condiciones casi imposibles para el acuerdo con el PSOE: "No se puede pactar con el regimen pero hay que derrocarlo", aseguró Valderas, para después pactar con él porque "para hacer el cambio hay que ir ganando escalón a escalón".

En su día grande de campaña, IU marcó sus objetivos prioritarios para el 9-M en Andalucía: Sevilla, en el caso del Congreso (considera que puede obtener el diputado), y Huelva, en el caso andaluz, que sería la provincia que daría el ansiado escaño a Diego Valderas. Y se hicieron continuos guiños a los problemas internos de la coalición, llegando a asegurar Valderas que "si no nos esperamos en una esquina unos a otros, seremos invencibles".

03660630

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios