Álvarez centra sus esfuerzos en Sevilla para asegurar el escaño

  • Los andalucistas dedican su atención a las cinco provincias en las que obtuvieron escaños en 2004 · La caravana del candidato apenas pisa Andalucía oriental

Comentarios 4

Si el diseño de la campaña establece el mapa de la caza electoral de los partidos, Coalición Andalucista ha revelado con exactitud los caladeros en los que propone garantizarse diputados autonómicos. Concluida la avalancha de encuestas, los últimos días de la carrera hacia el voto de la formación de Julián Álvarez han esclarecido y confirmado su hoja de ruta: regreso a la favorable Cádiz, vuelta a la Málaga en la que existen dudas y percusión en Sevilla para garantizar la elección del propio líder, asunto que algunos sondeos dejan en el alero.

El nuevo andalucismo es occidental, como el clásico. Llama la atención que la caravana electoral de CA incluso vaya a dejarse una provincia sin visitar: Jaén. El martes por la mañana estaba programada una parada en esa circunscripción, pero cayó de la agenda y, a horas del fin de los mítines, no está anunciado ningún resarcimiento. Además, en medio mes de campaña el trabajo en Granada se ha limitado a un acto en el mirador de San Nicolás y a la asistencia a un partido de fútbol en Motril y, en Almería, a las reivindicaciones de media jornada en Carboneras.

Más al oeste, el balance en Córdoba -donde desde hace años se mantiene estable un parlamentario- ha quedado en dos mítines, uno en la capital y otro en Cabra, y en Huelva CA sólo empleó un día completo. Cabe el sólo porque la provincia onubense fue la única en la que los andalucistas mejoraron sus resultados en 2004, tras pasar de cero a un diputado.

El resto del trabajo, que vendría a ser un 75 por ciento del total, ha sido, es y será en las provincias de Cádiz, Sevilla y Málaga.

En Málaga, donde la formación de Álvarez se arriesga a perder su representación, CA pelea por el puesto de Antonio Marín Lara, alcalde de Ronda, ciudad en la que anoche acabó la etapa de la alianza. Por su parte, la profusión de actividad en Cádiz, gran bastión andalucista y más en estos comicios por la unión a la nueva marca del PSA de Pedro Pacheco, pareció desde el primer momento trabajo innecesario. El puesto de Manuel Prado se perfila como el más seguro de todos cuantos ha puesto en liza la coalición. Fuentes andalucistas aportan una explicación. Según los datos que manejan, un segundo diputado gaditano también puede caer, como ocurrió en 2000 y no en 2004.

Por último, los esfuerzos en Sevilla se presentan fundamentales. Es difícil calibrar las consecuencias que desencadenaría la reducción de diputados andalucistas en el parlamento autonómico -que en la pasada legislatura han sido cinco- si además uno de los que se pierde es al que aspira Julián Álvarez. Los actos de apertura y cierre de campaña siempre han resultado bastante simbólicos. CA arrancó en la tierra de su líder, Écija, y la jornada de mañana, la final, transcurrirá íntegra en la capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios