Huelga general

Los sindicatos, convencidos de que los servicios mínimos propuestos son inmejorables

  • Los líderes de UGT y CCOO piden al Gobierno que "sea receptivo" a la hora de definir unos mínimos negociados.

Comentarios 12

Los secretarios generales de UGT y CCOO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, han respondido este miércoles al Gobierno que su propuesta de servicios mínimos para la huelga del 29 de marzo "define un equilibrio difícilmente mejorable" entre el derecho que tienen los que quieren secundarla y los que no. De este modo, Méndez y Toxo han reaccionado a las declaraciones de la ministra de Fomento, Ana Pastor, que ha asegurado que su departamento velará por que los servicios mínimos durante la huelga general sean equilibrados.

En rueda de prensa, Méndez ha dicho que "ojalá" las palabras de Pastor sean ciertas y se lleven a la práctica, al tiempo que ha señalado que la propuesta de servicios mínimos presentada por los dos sindicatos mayoritarios "define un equilibrio difícilmente mejorable". Ha añadido que en una jornada de huelga general el derecho fundamental que hay que proteger es precisamente el de poder secundar la huelga, ya que el derecho al trabajo "no debe ser prioritario sólo en una huelga, sino durante todos los días del año".

Méndez, al igual que Toxo, ha incidido en esta idea en varias ocasiones y ha insistido en que el derecho a la huelga es el que "predomina" en una jornada de paro, en la que también debe "equilibrarse" el derecho al trabajo. De este modo, el secretario general de UGT ha hecho un llamamiento al Gobierno para que sea "receptivo" a la hora de definir unos servicios mínimos de forma negociada y ha advertido de que estos "no puede ser una maniobra de obstrucción del derecho a la huelga". Méndez ha recordado al Gobierno que, en anteriores convocatorias de huelgas, los tribunales han dado la razón a los sindicatos al afirmar que los servicios mínimos establecidos eran "abusivos".

Por su parte, Ignacio Fernández Toxo ha indicado que existe doctrina del Tribunal Constitucional en este sentido, por lo que ha opinado que el Gobierno tiene la "oportunidad" de evitar un "conflicto" sobre el establecimiento de los servicios mínimos. Toxo ha asegurado que si el Ejecutivo de Mariano Rajoy "respeta" el derecho a la huelga "no es necesario inventar nada nuevo" ya que los servicios mínimos planteados por los sindicatos son los mismos que funcionaron en la jornada de la huelga general del 29 de septiembre de 2010.

Ha apuntado que, aplicando estos criterios, la sociedad española se evitaría el "espectáculo" de entrar en una discusión sobre los servicios mínimos. Por otra parte, sobre lo que ocurrirá en el país tras la huelga general, el secretario general de CCOO ha augurado un conflicto "prolongado" y con "tensiones sociales" si el Gobierno no rectifica la reforma laboral, aunque ha indicado que le gustaría que tras la huelga el Ejecutivo permitiese abrir un "escenario de diálogo social". Toxo ha criticado que el Gobierno haya optado por la fórmula del real decreto-ley -por la "imposición", ha dicho- para sacar adelante su reforma laboral que, como reconoce el Ejecutivo, no va a crear empleo, según ha dicho, ya que para este año se prevé la destrucción de entre 630.000 y 650.000 empleos.

Ante esta situación, el secretario general de CCOO ha dicho que la reforma laboral es la "agresión más intensa" a los trabajadores practicada en democracia, por lo que ha opinado que "no se puede arruinar, sin que tenga un coste, tres décadas de dialogo social de un plumazo". Toxo también se ha referido a los empleados públicos y ha acusado al Gobierno de "irrumpir como un elefante en una cacharrería" al permitir que se aplique a este colectivo medidas que, hasta ahora, estaban reservadas para el sector privado. Así, ha asegurado que el Gobierno está generando las condiciones para que pueda hacerse efectivo decenas de miles de despidos en la administración pública.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios