Los sindicatos advierten que no aceptarán la congelación de salarios a los funcionarios

  • Dicen que no están dispuestos a que los empleados públicos paguen la crisis con sus sueldos.

Comentarios 28

Tanto el secretario de Acción Sindical de CCOO, Emilio Cobos, como el secretario General de la Organización de Servicios Públicos de UGT, Rafael Espartero, se pusieron de acuerdo para advertir que no están de acuerdo con la propuesta del ministro de Fomento, José Blanco, en relación a la contención salarial de los funcionarios. CCOO y UGT señalaron que se sentarán a negociar con el Ejecutivo, pero no permitirán que los empleados paguen la situación económica que vive el país.

La mesa de la Función Pública, en la que se negociarán los sueldos de todos los empleados públicos se ha convocado para septiembre y CCOO estará dispuesto a negociar, según Cobos, aunque señala que esperan que la propuesta de Blanco sea sólo el inicio del debate, ya que si su anuncio se llevara a cabo no estarían de acuerdo. "No vamos a estar de acuerdo con una propuesta de congelación de salarios a los empleados públicos", insistió.

En relación a las declaraciones del secretario de Acción Sindical del sindicato CSI-CSIF, José Ramón García, que acusó al ministro de lanzar un "globo sonda", Cobos señaló que comparte esta opinión. Para el representante de CCOO, es una posición de "inicio de negociación" igual que la que ha tomado su sindicato de que "no van a aceptar", sin embargo en el transcurso de la negociación "se acercarán posiciones", añadió. En este sentido, Cobos señaló que "también le había oído decir que se congelarán los salarios de los ministros".

No obstante, Cobos anunció que la posible negociación esté en el método por el que se calcula el sueldo de los empleados públicos, que toma como referencia la subida salarial del IPC "y en el caso de los empleados públicos la referencia es el IPC previsto", afirmó. Además, Cobos mantuvo que "dentro del espectro de los empleados públicos hay mucha diferencia de salario, también hay un salario muy bajo".

Al plantear una fórmula para reducir el gasto público en época de austeridad, Cobos afirmó que "en la mesa de la Función Pública y en los Presupuesto Generales la limitación se plantea a todos los empleados públicos que dependen del Estado". Cobos mantuvo que no "plantearán subidas muy por encima del IPC, sino que cualquier subida tiene que estar referenciada al IPC", por lo que no complicarán los presupuestos por una subida.

También UGT ha salido a dar su opinión en contra de la congelación de salarios públicos. Así, el sindicato, reclamó que los funcionarios "mantengan la capacidad adquisitiva" para el año 2010  y que las medidas para salir de la crisis no se limiten a la reducción de sueldo" de los empleados públicos.

El secretario General de Organización de Servicios Públicos de UGT, Rafael Espartero, señaló que las perspectivas del sindicato para las negociaciones con el Gobierno es que no se sacrifiquen los salarios. Para evitar esto, el sindicato propone la posibilidad de acuerdos "de más de un año" con el objetivo de garantizar "que los sacrificios -la previsible moderación salarial en el 2010- sean recuperados en otros años". "Planteamos que la mesa de negociación pública debe tener en cuenta las condiciones que vive este país", admitió Espartero, quien añadió que las medidas deben satisfacer "tanto al país como a los empleados públicos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios