El presidente del BBVA confía en "seguir creciendo" pese a la desaceleración

  • Francisco González asegura que, aunque son tiempos difíciles para la banca, la entidad cuenta con liquidez suficiente para no tener que acudir a los mercados hasta 2009

"Estamos ante tiempos difíciles pero, con los datos actuales,  sabiendo que la desaceleración será bastante importante a nivel  global, todavía pensamos que vamos a seguir creciendo, incrementando  los ingresos y aumentando el dividendo". Así lo ha afirmado el presidente  del BBVA, Francisco González, en la Junta de Accionistas de la  entidad , en la que ha presumido de la ventaja comparativa con la que el  banco afronta este difícil 2008 y que le otorgan sus sólidas bases  de capital y su nivel de liquidez, que le permite no tener que  recurrir a los mercados para obtener financiación hasta 2009 y ser  incluso uno de los pocos bancos que en la actualidad son  prestamistas del sistema. "Tenemos un punto de partida espectacular  para 2008", ha apuntado.

"Es la hora de los bancos fuertes y bien gestionados, es la hora  del BBVA", ha sentenciado González, tras asegurar que la entidad que  preside es "probablemente, el banco más fuerte en la gran liga de  nuestra industria", sin exposición a los productos de alto riesgo  que han puesto patas arriba los balances de muchas de las grandes  entidades internacionales, con altos niveles de eficiencia y  rentabilidad, un balance saneado y bajo nivel de riesgo.

González ha admitido que, tras un periodo de rápido crecimiento, de  liquidez abundante y barata y de fuerte endeudamiento global, el  estallido de la crisis de las hipotecas subprime ha desencadenado  "una brusca corrección", un ajuste "inevitable" dado el  "insostenible" nivel de apalancamiento, que obedece a una "mala  percepción del riesgo, a la falta de transparencia y en muchos  casos, al alejamiento de los principios de la buena práctica  bancaria", dijo.

González, quien ha recordado que durante el pasado año el BBVA obtuvo  el mejor beneficio de su historia (6.126 millones de euros, un 29,4  por ciento más que en el ejercicio anterior) ha señalado que, entre las  prioridades para 2008 está la integración de sus filiales en Estados  Unidos, que se completará para noviembre, y la consolidación en  Asia.

El número uno del BBVA, que también ha anunciado  un incremento del dividendo  con cargo al ejercicio 2007 del 15,1 por ciento hasta los 0,733  euros por acción -un 66 por ciento por encima de la retribución que  recibieron los accionistas en 2004- ha presumido de liquidez en un  contexto, el bancario en el que este factor se ha convertido en "un  grave problema", admitió. "BBVA está en una posición privilegiada",  ha dicho, tras recordar que la entidad se anticipó a la crisis del  mercado al emitir y titulizar más de 38.000 millones de euros antes  de agosto, una cifra que está "muy por encima de nuestras  necesidades, por lo que no tenemos que salir al mercado hasta 2009".

González, quien ha explicado que España tiene recursos suficientes  para hacer frente a la desaceleración económica, aunque "todos  debemos aunar esfuerzos para afrontar la recuperación",  se ha mostrado además confiado en que la acción del BBVA registrará una "fuerte  recuperación" una vez se estabilicen los mercados.

Durante la fase de preguntas de los accionistas, los cuatro  sindicatos con representación en la entidad tomaron la palabra para  mostrar su preocupacion por los efectos sobre el empleo del Plan  Estratégico de Innovación y Transformación, que según sus cálculos,  supondrá la externalización de 5.000 puestos de trabajo en los  próximos años y un incremento de la precaridad. Representates de  "Justicia y Paz" criticaron que la entidad financie empresas que se  dedican al desarrollo armamentísitico, mientras que el presidente de  Ausbanc, Luis Pineda, criticó la política de protección de datos del  banco, acusó a González de querer "perpetuarse" en el cargo y  reclamó un reconocimiento al ex presidente del BBVA, Emilio Ybarra.  González atribuyó las críticas de Pineda al hecho de que la entidad  le ha retirado la publicidad a la asociación de usuarios de la  banca. En relación a las demandas sindicales, se mostró confiado en  alcanzar un acuerdo con las centrales, aunque recordó que, para  competir en un mundo global, "hay que trabajar

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios