El precio de los alimentos se multiplica por cuatro hasta llegar al consumidor

  • Aceitunas, plátanos y sandía son los productos que más suben desde que salen de la explotación agraria hasta que se colocan en las estanterías del 'súper' · En ese trayecto, su coste llega a multiplicarse por ocho

Comentarios 13

El encarecimiento de las materias primas, y su incidencia sobre los costes de producción, ha servido a muchos para justificar la significativa subida que los alimentos básicos han experimentado en los últimos meses. Un argumento que organizaciones agrarias y consumidores se han propuesto derrumbar, poniendo la lupa sobre el camino que siguen esos productos desde que salen de las manos del agricultor o el ganadero hasta que llegan al frigorífico de casa. Y es que los márgenes comerciales que se aplican a los precios en origen, también cuentan. Y mucho.

De hecho, según el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) correspondiente a junio, durante ese mes los precios de venta al público de los alimentos multiplicaron por más de cuatro su coste en origen. De acuerdo con este indicador -se elabora sobre una muestra de 30 artículos-, creado recientemente a iniciativa de COAG, UCE y Ceaccu, en ese tránsito el precio de las frutas y verduras se multiplicó, de media, por 4,27. Dentro de la categoría de productos agrícolas, la palma se la llevaron las aceitunas, en las que la proporción fue de 8,3 veces: los consumidores pagaron 3,82 euros por kilo, cuando el productor percibió 46 céntimos.

Bastante pareja evolucionó la cotización de los plátanos, cuyos precios resultaron 6,74 veces más caros en el súper. A continuación se situaron la sandía, los melocotones amarillos y los tomates de ensalada, todos ellos muy presentes en la dieta de este verano que acaba de arrancar. En el caso de la sandía, la multiplicación fue por 6,17, mientras que en los melocotones y el tomate, se situó en 6,14 y 6,03, respectivamente.

Los comportamientos más moderados se los apuntaron el aceite de oliva virgen extra, las alubias y las fresas. No en vano, el precio que pagaron los consumidores por ellos sobrepasó en tan sólo 1,64, 2,05 y 2,66 veces el de origen.

En lo que a los productos ganaderos se refiere, el IPOD señala que el coste de la carne, los huevos y la leche se triplicó desde que salieron de las explotaciones hasta que llegaron a los establecimientos comerciales. En el caso concreto de la carne, la mayor proporción recayó sobre la de cerdo (4,97), seguida de la ternera (4,58), el cordero (2,62), el pollo (2,3) y el conejo (2,05). En la leche y los huevos, la multiplicación fue por 2,64 y 2,16.

El IPOD de los alimentos es una iniciativa con la que agricultores y consumidores pretenden denunciar mensualmente los "inaceptables" márgenes comerciales que aplican las grandes cadenas de distribución a productos básicos en la cesta de la compra. A juicio de COAG, UCE y Ceaccu, el Gobierno debería intervenir para controlar la "alarmante" inflación de los alimentos, así como desarrollar el artículo 13 de la Ley de Comercio, que, según aseguran, permitiría al Ejecutivo, previa audiencia con los sectores afectados, fijar precios y márgenes de comercialización para productos de primera necesidad. Estas asociaciones presentarán a los grupos parlamentarios una proposición no de ley sobre márgenes comerciales para que esta cuestión se debata en el Congreso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios