El número de nuevas sociedades cayó un 3,9% en 2007

  • El Colegio de Registradores advierte del impacto de la moderación del crecimiento económico en la creación de empresas, que ha sufrido su primer descenso desde 2001

El número de nuevas sociedades constituidas en España a lo largo de 2007 alcanzó las 143.620, lo que supone un descenso del 3,9% con respecto al ejercicio anterior y el primer retroceso de este indicador desde 2001, según la última Estadística Mercantil para 2007, elaborada por el Colegio  de Registradores de España.

En rueda de prensa, el director del servicio de coordinación de Registros Mercantiles del Colegio, Mariano Álvarez, explicó que durante el año pasado se constituyeron 6.000 empresas menos, si bien el total supera en esa misma cantidad la media de los últimos cinco años.

Asimismo, aseguró que los datos de inversión en bienes de equipo, que aumentaron un 9,3% en 2007, permiten mantener la sensación de "buena salud" de la inversión empresarial. No obstante, Álvarez alertó que existe una correlación entre tasa de crecimiento del PIB y constitución de nuevas sociedades.

En este sentido, recordó que el incremento "récord" del PIB en 2006 de un 4,4% se vio acompañado por el mayor incremento en el número de sociedades de los últimos cinco años, y señaló que "es previsible" un impacto negativo en la creación de nuevas empresas si se modera el crecimiento de la economía española.

De las sociedades constituidas en 2007, un 98% fueron sociedades limitadas, mientras que las sociedades anónimas fueron apenas un 1,3%. En este sentido, Álvarez precisó que otras formas societarias diferentes de estos dos tipos no están siendo tenidas apenas en cuenta a la hora de abordar nuevos números de proyectos empresariales. Por su parte, las sociedades unipersonales aumentaron un 11,4%, prolongando la tendencia alcista de los últimos siete años. 

Por comunidades autónomas, Madrid superó por primera vez a Cataluña en creación de nuevas sociedades (27.298 frente a 25.500), seguida por Andalucía y Valencia. La mayoría de las regiones registraron un crecimiento negativo, a excepción de la Rioja, País Vasco, Navarra, Castilla la Mancha y Castilla y León.  

Por su parte, las extinciones de sociedades se dispararon un 59% en 2007, hasta las 22.989, frente a las 14.443 del año anterior, y por primera vez suponen más de un 15% del total de nuevas constituciones.

Álvarez destacó como factor de este aumento la reforma fiscal aprobada en julio, que suprimió el régimen fiscal de sociedades patrimoniales, lo que permite su disolución con un tratamiento "más favorable".  Asimismo, apuntó la posibilidad de que esta misma reforma haya actuado como elemento "disuasorio" a la creación de nuevas empresas.

Las ampliaciones de capital aumentaron un 6,85% en el año pasado, mientras que su volumen creció un 36,14%. Como viene siendo habitual, las sociedades anónimas aportaron el 10% de las operaciones, aunque acumularon el 50% del total desembolsado. 

A juicio de Álvarez, las dificultades que las entidades de crédito presentan a la hora de  conceder un préstamo llevan a las empresas a optar por las ampliaciones como forma de financiación. Asimismo, las emisiones de obligaciones realizadas por las sociedades anónimas aumentaron un 9,76% en 2007, hasta las 180, aunque el volumen suscrito se redujo en un 1%. 

Por contra, las reducciones de capital aumentaron un 5%, si bien su volumen se incrementó en un 20%. Álvarez destacó que no se detecta que los empresarios opten por este tipo de operaciones "por motivos diferentes a los tradicionales".

En 2007, tres años después de la entrada en vigor de la Ley Concursal, el número de quiebras y suspensiones de pagos se redujo un 40%, mientras que las empresas acogidas a la figura legal que las sustituye, la situación concursal, aumentó en un 1,81%. En este sentido, Álvarez puntualizó que el número de empresas declaradas en quiebra se está acercando a los niveles previos a la promulgación de nueva ley. 

Por otro lado, se produjeron 1.411 fusiones empresariales, la mayoría por absorción, lo que supone un incremento del 10,3%. El 80% de las operaciones se concentró en Madrid y Barcelona.  

Asimismo, puntualizó que la Estadística Mercantil no diferencia en el sector a qué se dedican ni las nuevas sociedades ni las que se extinguen, así como si se trata de sociedades patrimoniales o empresas con actividad convencional. En este sentido, explicó que el número total de depósitos de cuentas anuales en el Registro Mercantil supera "ampliamente" los 1,1 millones, tras crecer en 2007 un 7,69%. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios