Un nuevo urbanismo para la regeneración comercial

  • Las mejoras del diseño urbano y de los accesos son los ejes de una estrategia que aúna competitividad de la actividad económica y respeto por el entorno histórico

Las ciudades caminan hacia un nuevo urbanismo comercial, capaz de replantear fórmulas para reforzar y equilibrar las urbes, consciente de que la vitalidad del conjunto de actividades que conforman los centros urbanos es un factor estratégico. Por ello, su objetivo debe ser el favorecer a un comercio vital, moderno y competitivo, que crea riqueza y empleo, un comercio equilibrado cuya principal baza es la diversidad de formatos y tipologías, capaz de modernizarse, innovar y adaptarse a las necesidades y a los continuos cambios en las demandas de los consumidores.

El urbanismo comercial constituye la herramienta que permite realizar actuaciones en los espacios urbanos más activos de la ciudad, económicamente hablando, con la finalidad de optimizar los recursos existentes.

Esta mejora de recursos puede traducirse en la regeneración social y económica de los espacios urbanos y, en materia comercial, se fundamenta en dos ejes: la mejora del diseño urbano y de las condiciones de accesibilidad.

El primero de estos ejes, la mejora del diseño urbano, se realiza a través de actuaciones de microurbanismo comercial, resultando quizás la tarea más compleja de la estrategia de regeneración de la ciudad en el ámbito comercial, ya que estas actuaciones se realizan sobre un soporte físico ya existente, en el que el trazado de las calles, la localización de los edificios y los espacios públicos están establecidos de antemano y, en muchas ocasiones, no ofrecen posibilidad alguna de que puedan ser modificados.

De aquí se deriva la necesidad de mejora de las condiciones de accesibilidad como segundo eje del urbanismo comercial: los errores en el diseño urbano, provocados por un planeamiento erróneo o por la falta de éste, pueden generar problemas inherentes a la realidad urbana, que vienen a traducirse en exceso de tráfico, insuficiente movilidad tanto peatonal como rodada, contaminación acústica y medioambiental, o insuficiencia de aparcamientos y de otras infraestructuras necesarias que, en definitiva, van a reducir de forma paulatina el atractivo para los consumidores de las zonas comerciales urbanas.

concepción unitaria

Por ello, en urbanismo comercial resulta imprescindible dar un tratamiento global y unitario a estas zonas a fin de reforzar su imagen, ofrecer comodidad para los usuarios, mejorar su accesibilidad y movilidad, etc... Todo ello va a suponer que estas zonas se conviertan en un mayor foco de atracción, no sólo para los vecinos, sino también para los ocasionales visitantes (potenciales compradores).

Pero el urbanismo comercial ha de tener en cuenta otro hecho importante: los centros urbanos e históricos de las ciudades cuentan con características singulares, características que los convierten en entornos que van a acusar de forma especialmente sensible una intervención desafortunada. Por ello, las actuaciones que conlleva el nuevo urbanismo comercial ha considerar la complejidad, la fragilidad, la multifuncionalidad y la calidad de estos entornos.

otras claves

Por otro lado, hay que tener en cuenta que una adecuada intervención sobre el centro urbano de las ciudades (para la dinamización comercial en forma de promoción, animación o para la mejora del medio urbano), va a permitir que el comercio del centro, el comercio urbano, sea competitivo frente a las grandes superficies de la periferia.

En este sentido, resulta necesaria la cooperación público-privada para gestionar de forma adecuada el centro urbano comercial. Su conversión en un destino para los potenciales compradores debe basarse en un urbanismo comercial innovador y respetuoso con el patrimonio histórico, en equilibrio con la zona residencial, el desarrollo de actividades de ocio o la cultura.

Asimismo, el urbanismo comercial actual, inteligente y sensible, ha de respetar la fragilidad de los entornos históricos y buscar soluciones útiles, de pequeña escala, que resulten estéticamente bellas y funcionales, junto al desarrollo de otras actuaciones de gran calado y transformadoras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios