La morosidad cae por primera vez en dos años y da aire a la banca

  • El descenso de los créditos dudosos de las cajas de ahorros es una de las claves de la mejoría · A pesar del buen dato, la tasa de mora, actualmente situada en el 4,48%, se ha triplicado en el último año

La economía española también da buenas noticias, aunque nada tengan que ver por ahora con la evolución del paro o el PIB. La morosidad ha roto en el mes de junio una racha de casi dos años de subidas consecutivas -desde julio de 2007-. En los últimos 23 meses, la morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito a particulares y empresas no dejó de crecer. En cambio, en el sexto mes del año la tasa cayó hasta el 4,48%, seis centésimas menos que en mayo, en que se situó en el 4,54%. En todo caso, hace doce meses la morosidad era muy inferior, y se situaba en un tímido 1,62%. Con este descenso de ocho centésimas respecto a mayo, la tasa de impago rompe con la racha alcista que la llevó a marcar 23 repuntes mensuales consecutivos, pero se mantiene en los niveles elevados que registraba hace trece años. Las cajas sufren, como es habitual, más morosidad que los bancos.

El dato no incluye la morosidad de los establecimientos financieros de crédito (EFC), que soportan una tasa de impagos muy elevada: en junio se situó en el 9,26%. Si se incluye el dato de los EFC, la morosidad total quedaría en el 4,599%. El saldo total de créditos concedidos por el sector alcanzó en mayo 1,86 billones de euros, de los que 85.597 millones de euros eran dudosos, 1.057 millones menos que en mayo, pero casi el triple que hace un año, cuando se situaban en 31.220 millones de euros.

Sin tener en cuenta los créditos de los Establecimientos financieros de Crédito, el saldo total del sector se reduce en mayo en 50.833 millones de euros, hasta 1,81 billones de euros. Asimismo, si se resta a la cifra de dudosos del sector los créditos dudosos de los EFC (4.711 millones de euros) el importe total del sector se sitúa en 80.886 millones de euros.

Por entidades, las cajas de ahorros continúan al frente de la tasa de morosidad del sistema, ya que en mayo se situó en el 5,01%, pero han logrado pese a todo rebajar el porcentaje, concretamente en 0,19 puntos respecto al nivel de mayo (5,20%). Estas entidades repartieron hasta mayo 888.502 millones de euros en créditos, de los que 44.521 millones eran de carácter dudoso, casi cuatro veces más que hace un año, cuando estos créditos representaban menos del 2% de la cartera total.

El sector financiero en general reconoce que la morosidad continuará aumentando a lo largo del año como consecuencia de la situación económica, de acuerdo al cambio del ciclo, lo que obliga a reforzar las provisiones para hacer frente a los impagos.

Por su parte, los bancos situaron su tasa en el 4,01%, 0,07 puntos porcentuales por encima del nivel de mayo (3,94%), el más alto alcanzado desde octubre de 1996. Los créditos concedidos por los bancos alcanzaron los 809.255 millones de euros en mayo, de los que 31.929 millones eran dudosos, tres veces más que hace un año.

La otra cara de la moneda fueron las cooperativas de crédito, de nuevo las entidades que menos elevaron su morosidad en junio y situaron la cota en el 3,63% sólo 0,20 puntos porcentuales por debajo de la de mayo, que se colocó en el 3,83%. Estas entidades presentaron un menor volumen de créditos hasta mayo, 96.158 millones de euros, de los que 3.495 millones eran dudosos, frente a los 1.497 millones de hace un año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios