La matriculación de vehículos sufre su peor caída desde 1993

  • El mercado español de turismos cierra su primer semestre con una bajada del 17,6%.

El mercado español de turismos registró el mes pasado una caída de las matriculaciones del 30,8%, el peor dato en junio desde 1997, y cierra el primer semestre con un descenso del 17,6%, el más acusado desde 1993.

Los datos facilitados hoy por las asociaciones de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam) muestran un registro de matriculaciones en junio, el último mes del semestre, de 114.958 unidades, para cerrar la primera mitad del año con 702.368 unidades.

Los malos datos del mercado obligan a la asociación Anfac a convocar en los próximos días una Junta Directiva, según un portavoz, para revisar de nuevo las previsiones para lo que resta del año, que en su última revisión fue fijada en un descenso de un 9 por ciento.

Luis Valero, director general de la organización, dijo en relación a los datos de junio, que ésta va a ser la línea para el resto del año, al tiempo que consideró que el citado mes ha sido especialmente malo, cuando su tónica, junto con julio, es la de ser alto en matriculaciones.

Valero confió en que el Plan VIVE para estimular la renovación del parque con la compra de coches poco contaminantes ayude "un poquito", y explicó que no hay elementos comparativos para evaluar cuál podría ser su impacto.

El Plan VIVE entrará en vigor el 1 de agosto, un mes que no es bueno para las ventas de automóviles.

El director general de Anfac restó importancia a un posible efecto de la huelga del transporte sobre las ventas de turismos y vehículos todoterreno, dado que el mercado ya estaba mal y los concesionarios estaban surtidos de vehículos.

Anfac centra las causas de la fuerte caída del mercado de turismos en la desaceleración y deterioro de la situación económica actual, que se plasma en una fuerte disminución del consumo privado, un incremento notable de la inflación y un aumento del desempleo, unido al endurecimiento de las condiciones crediticias.

Por segmentos de mercado, el de turismos arroja en junio una caída del 30,4%, con 106.365 unidades comercializadas, en tanto el de turismos suma 8.593 unidades, lo que lleva a una caída de sus registros del 36%.

Los datos también revelan que el canal de compras atribuido a los clientes particulares, considerados los rentables para el sector, ha registrado una fuerte caída del 33,8%, un parámetro que en el primer semestre del año es del 20,8%.

Los alquiladores contabilizaron en junio un retroceso de sus operaciones de matriculación de vehículos de un 20%, un índice que conduce para el periodo acumulado a un 2,6%.

La caída de junio es la peor registrada por el mercado desde 1993, cuando el mes de febrero llegó a registrar un 31%, con 98.000 coches matriculados. En volumen, para encontrar un dato peor que el de junio de 2008, hay que remontarse a 1997.

La caída del semestre sólo es superada, en volumen, por el primer semestre de 1998, aunque en índice de caída hay que retroceder a la primera mitad de 1993, el peor año de la ultima gran crisis, con un 28,6%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios