Las energías renovables y la agroindustria, grandes ejes del desarrollo rural

  • Administraciones y expertos subrayan la necesidad de avanzar en las principales oportunidades del campo

El presente y el futuro del mundo rural, a debate. A eso se dedicaron en la jornada de ayer expertos y representantes de diversas administraciones públicas en el marco de las jornadas técnicas Proyecto NERA. Hoja de ruta para la Andalucía Rural, en el que se dieron a conocer las líneas básicas de la Nueva Estrategia Rural de Andalucía en la que trabaja la Junta de Andalucía desde el pasado año. Un documento en el que se fija el fomento de las energías renovables y alternativas como una de las grandes potencialidades de este ámbito del territorio regional.

El director general de Desarrollo Rural del Gobierno andaluz, José Román, indicó que ésta es una de las líneas de intervención sobre las que hay que incidir de cara a continuar con el desarrollo sostenible de los pequeños municipios del interior de las provincias. "Tenemos un potencial mayor que las zonas urbanas", argumentó. El representante autonómico citó, además, la agroindustria, con la prestación de servicios cada vez más especializados, y la potenciación de las industrias culturales, como otros focos de atracción.

La elaboración de la NERA supone un novedoso paso adelante en la búsqueda de soluciones reales a las deficiencias de la Andalucía rural, para lo que se ha optado por pedir opinión a los ciudadanos para conocer sus demandas. "Es una hoja de ruta para una Andalucía rural competitiva, dinámica, atractiva para las inversiones y el disfrute", comentó Román, dentro de una iniciativa organizada por la Administración autonómica y el Grupo Joly. El programa de intervenciones contempla unas inversiones de unos 500 millones entre 2007 y 2013, plazo en el que se prevé la creación de unos 18.000 puestos de empleo directos.

En esta línea, el presidente de la Asociación para el Desarrollo Rural de Andalucía (ARA), Miguel Castellano, aprovechó su intervención en una de las dos mesas redondas programadas en la jornada, titulada El modelo andaluz de desarrollo rural, para incidir en la necesidad de "avanzar" en las políticas de desarrollo de estos espacios. "Hay que dar futuro al medio rural, que es símbolo de calidad de vida. Existe una especie de ruralización de la sociedad, pero ésta no puede quedarse en un fenómeno de fin de semana o de ocio", comentó.

Por su parte, la profesora titular de Geografía de la Universidad de Málaga, María Luisa Gómez, denunció que la es la sociedad rural "la que soporta las carencias de sostenibilidad de una población fundamentalmente urbana". "Ya paga los excesos de la sociedad urbana sin recibir a cambio compensaciones significativas", apostilló. A este respecto, apuntó que es justamente en los suelos rurales donde van a parar "los usos no deseados por la sociedad urbana", como las plantas de generación energética o de reciclaje.

Asimismo, la representante de la Asociación de Mujeres Rurales (Ademur), Isabel Marduga, destacó la situación de "inferioridad" en la que están las féminas en estas zonas, donde "las más jóvenes buscan salida en el ámbito urbano". Por ello, demandó políticas específicas que permitan a las mujeres "trabajar y vivir en los pueblos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios