La economía de EEUU no entrará en recesión, según el subsecretario del Tesoro

  • El funcionario del Tesoro admite la necesidad de actualizar los fundamentos del sistema financiero.

La economía de Estados Unidos no entrará en recesión, pese a experimentar una clara desaceleración y un incremento de los riesgos a la baja de la actividad vinculados con la debilidad del mercado inmobiliario, las turbulencias en los mercados de crédito y el encarecimiento de la energía y de las materias primas, afirmó hoy en Madrid el subsecretario del Tesoro, Robert M. Kimmitt.

  "Los fundamentos de EEUU a largo plazo son sólidos y la economía seguirá creciendo (...) No prevemos recesión", afirmó Kimmitt, quien indicó que ante el descenso de la actividad, constatado en el cuarto trimestre de 2007, el Gobierno y el Congreso han promovido un plan de estímulos de 150.000 millones de dólares de los que 100.000 millones irán a parar a las familias y otros 50.000 millones serán incentivos fiscales para las inversiones de las empresas.

  Este paquete de estímulos "impulsará el crecimiento económico y permitirá la creación de hasta 600.000 nuevos empleos, lo que es importante tras haber registrado en enero el primer descenso en el empleo en los últimos cuatro años", añadió.

  En este sentido, el funcionario del Tesoro expresó su confianza en que los efectos positivos de este paquete de medidas sobre el crecimiento y el empleo comiencen a verse a finales del año.

  "Pensamos que más adelante, en este año probablemente, veremos que el crecimiento económico comenzará a cambiar su tendencia", indicó Kimmitt, quien, no obstante, subrayó la especial atención de la Administración hacia la crisis inmobiliaria con el objetivo de que "los ciudadanos conserven sus viviendas y evitar desahucios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios