diana esade Análisis de las previsiones económicas para España

Sin dar en la diana

  • Esade recoge en un informe cómo casi todas las predicciones de los últimos años han fallado · OCDE, FMI y Gobierno no dan una

Comentarios 1

¿Para qué sirven las previsiones económicas? El Gobierno las usa para elaborar los presupuestos y marcarse objetivos de déficit. Los inversores extranjeros para decidir en qué país inyectan su dinero. Y las empresas para sopesar si contratan a nuevos empleados. Pero, ¿es conveniente fiarse de cualquier predicción? La escuela de negocios Esade pone de manifiesto que no. En un informe que ya va por su tercera edición, muestra el grado de acierto de 16 entidades y organismos nacionales e internacionales, un análisis que apunta a que pocos dan en la diana.

De 2009 a 2011, sólo la agencia de valores Intermoney, la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) y La Caixa se aproximaron al comportamiento real de la economía española, según el estudio. En el extremo opuesto, el Gobierno español e instituciones públicas como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) fueron los que más fallaron -ver gráfico adjunto-.

Con respecto al último año de análisis, es decir, 2011 las tornas cambiaron, aunque poco. En ese ejercicio el Producto Interior Bruto (PIB) nacional creció un 0,7%, por lo que sólo BBVA, La Caixa y CatalunyaCaixa dieron en el blanco. Sin embargo, una vez más, el Ejecutivo fue el que más se alejó con sus previsiones del avance real de la economía al esperar un avance del 1,3%.

"Fue la banca la que mejor predijo la evolución de la economía", destacó Pablo Triana, profesor asociado de Esade, autor del informe junto al también profesor Fernando Trías de Bes y el consultor Carlos Corbella. Para el primero, además, resulta "muy llamativo" que organismos como la OCDE o el FMI sean los que peores predicciones registran "cuando se dedican precisamente a eso, a hacer previsiones económicas, y cuentan con los mejores profesionales para ello".

Otro de los aspectos que Triana quiso poner de relieve es que las estimaciones fallan más cuanto más convulsos son los tiempos. Y es que cuando la evolución del PIB sigue una tendencia y es más estable, los profesionales suelen rozar el acierto, mientras que en los periodos de crisis es más difícil. "Casi nadie predijo que la economía iba a caer en 2009 como lo hizo. Sin ir más lejos, el Gobierno de Zapatero auguró en 2008 que el PIB subiría un 1%, cuando al final cayó un 3,7%.

De cara a 2012, la Diana Esade es bastante pesimista. Espera un retroceso de la economía del 1,3%, "un dato que no ha querido tener en cuenta buenas noticias recientes, como el rescate de la banca europea o la quita de Grecia", critica Triana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios