La confianza de los consumidores registra en junio otro mínimo histórico

  • La incertidumbre económica ha hecho que la confianza de los consumidores baje en junio por cuarto mes consecutivo y ceda 4,7 puntos respecto a mayo

Comentarios 1

La incertidumbre económica ha hecho que la confianza de los consumidores bajara en junio por cuarto mes consecutivo y registrase otro mínimo histórico, según el Indicador de Confianza del Consumidor que elabora el Instituto de Crédito Oficial (ICC-ICO).

Así, el ICC-ICO descendió 4,7 puntos respecto a mayo y se situó en 51,7 puntos, debido principalmente a la opinión de los encuestados respecto a la situación actual, mientras que las perspectivas para los próximos meses son algo mejores.

Según el ICO, el deterioro de la confianza de los consumidores en los últimos meses refleja el actual momento económico de incertidumbre derivado de la crisis financiera y el encarecimiento del crudo, que está traduciéndose en un aumento de los tipos de interés, de la tasa inflación y un menor dinamismo de la actividad económica.

El Instituto también augura que este empeoramiento en el ánimo de los ciudadanos se traducirá en una mayor desaceleración del consumo en el próximo trimestre.

Según señaló en rueda de prensa el presidente del ICO, Aurelio Martínez, el retroceso del indicador de situación actual, que cayó en junio en 5,4 puntos, y en menor medida, el de expectativas, 4,1 puntos menos han favorecido que la confianza del consumidor registre, un mes más, su nivel más bajo.

Los españoles siguen teniendo una percepción sobre la economía en general mucho peor que la que muestran por su propia situación financiera, aunque el mes pasado el mayor retroceso, de 7,5 puntos, se produjo en este último baremo.

Además de ver ahora peor su propia situación, los consumidores también han rebajado, en cuatro puntos, su percepción sobre las posibilidades actuales de empleo.

En cuanto a las expectativas, la confianza de los consumidores en el futuro de la economía española cae cinco puntos, y la relativa a su propia situación se rebaja en seis puntos, mientras que la del empleo sólo desciende algo más de un punto.

En la rueda de prensa, Aurelio Martínez reconoció que la mayor pérdida de confianza se ha producido entre el colectivo de los más jóvenes, lo que no es habitual, y que consideró podría estar relacionado con el empeoramiento del mercado laboral y el difícil acceso a la vivienda.

Además, explicó que las peores expectativas sobre la evolución de los precios hace que aumente el temor de los consumidores a una subida de los tipos de interés, que disminuye la capacidad de ahorro de las familias y el consumo de bienes duraderos.

Por otro lado, el ICO elabora un gráfico que muestra la relación directa que está teniendo el encarecimiento del petróleo con la caída de la confianza de los consumidores. Cuanto más avanza el precio del crudo, más baja la confianza.

El presidente del Instituto reiteró que el Gobierno debe ser el encargado de transmitir confianza a la sociedad española, ya que, si se mantiene un contexto de pesimismo, se acentuarán los malos datos sobre la confianza de los consumidores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios