Unas 700 agencias inmobiliarias cerraron en 2007 por la crisis del sector

  • Tecnocasa, Don Piso y Expofinques, las más afectadas por el cese de actividad, que este año reducirá el número de firmas

Comentarios 2

Un total de 656 agencias inmobiliarias cerraron durante el ejercicio 2007 ante la coyuntura económica que atraviesa el sector, a pesar de que el número de cadenas operativas se mantuvo estable respecto al año anterior, con un total de 41 enseñas, según los datos de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF). 

Concretamente, las enseñas inmobiliarias pasaron de contar con 450 establecimientos propios en 2006 a 366 durante el pasado año, mientras que los locales franquiciados disminuyeron a 3.407, frente a los 3.979 establecimientos existentes en 2006.  

La facturación de las agencias inmobiliarias cayó además un 18,7%, al pasar de 1.113,52 millones de euros en 2006 a 905,28 millones durante el pasado año.   

Las enseñas más afectadas por el parón de actividad en el sector inmobiliario fueron Tecnocasa, que cerró más de 300 establecimientos durante el pasado año, Don Piso y Expofinques, entre otras. 

El presidente de la AEF, Xavier Vallhonrat, destacó que la situación que atraviesa el sector inmobiliario en franquicia es fiel reflejo de la que vive la actividad en general, que "sufre un proceso de reajuste al que no son ajenas las cadenas franquiciadoras". 

En este sentido, indicó que la crisis ha afectado principalmente a aquellas enseñas que se incorporaron más tarde al mercado aprovechando el 'boom' inmobiliario. "Los principales siguen con menos locales, pero ahí están", dijo. 

Vallhonrat aventuró que este año se reducirán no sólo el número de locales y la facturación, sino también el número de enseñas de agencias inmobiliarias, que podría bajar de las 41 con las que se cerró el pasado ejercicio. 

Otro sector que podría verse afectado por la crisis económica a mediados de año será el de servicios financieros, al que también se sumará el de la fotografía, que, independientemente de la coyuntura actual, atraviesa adaptaciones continuas por factores tecnológicos.

No obstante, el presidente de la AEF destacó la "buena salud" que atraviesa el modelo de negocio de las franquicias a pesar de la crisis económica, ya que facturó 24.676 millones de euros en 2007, lo que supone un crecimiento del 5% respecto al ejercicio anterior. 

"Este crecimiento no es reflejo de la crisis ni de que vaya ser, aunque determinados sectores han sufrido retrocesos", resaltó Vallhonrat, quien insistió en que "a pesar de la crisis, la franquicia no se ve afectada en su conjunto, al contrario, sale reforzada". 

En este sentido, consideró que la franquicia es la fórmula que menos acusa las situaciones de crisis económica, dado que aporta "elementos de confianza" hacia los inversores. 

Concretamente, el pasado año operaban en España un total de 850 cadenas franquiciadoras, 46 más que a finales de año de 2006, de las cuales el 81% eran de origen nacional y el 19% restante procedente de otros países. 

Por sectores, la alimentación, integrado por 17 enseñas, fue el que más facturó por primera vez, con un volumen de 5.685 millones de euros, el 23% del total del sistema, seguido de la hostelería, que, con 125 marcas, sumó una facturación de 5.394 millones (el 21,8% del total). 

Al cierre de 2007, había un total de 59.182 establecimientos operativos, un 5,4% más que en 2006, que dieron empleo a 234.415 personas, 7.144 más que en 2006.  

Por comunidades autónomas, Madrid fue una año más la región que mayor número de centrales albergó en 2007, con un total de 281, seguida de Cataluña, con 226; la Comunidad Valenciana, con 88; Andalucía, con 80; y Galicia, con 30.    

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios