Los bancos acreedores de Colonial ratifican su confianza en la compañía

  • La inmobiliaria decide seguir adelante con su plan estratégico tras el plante de Dubai

Balón de oxígeno para Colonial tras la retirada de la segunda oferta de compra por parte del fondo de Dubai. Los bancos Goldman Sachs, Eurohypo, Calyon y Royal Banck of Scotland (RBS) ratificaron ayer mediante un escrito su confianza en la línea estratégica y el desarrollo de las diferentes líneas de negocio de la inmobiliaria, según informó la compañía en una nota.

Estos cuatro bancos, que mantienen con la empresa presidida por Mariano Miguel un crédito sindicado de 6.400 millones de euros, han renovado su apoyo después de que el Plan Estratégico de Inmobiliaria Colonial fuese temporalmente aplazado durante las negociaciones mantenidas entre sus principales accionistas e Investment Corporation of Dubai (ICD), que finalmente se cerraron sin acuerdo.

La inmobiliaria aseguró que, en todo momento, ha mantenido a los bancos al corriente del estado de su plan estratégico y que su confianza ha sido el factor más considerado "para la decisión de apostar, como mejor garantía, por mantener su actividad". Asimismo, afirmó que el futuro calendario de amortizaciones es "perfectamente realizable". El primer vencimiento será a finales de 2008 por un importe de 195 millones de euros.

Según apuntó la compañía por boca de su consejero delegado, Mariano Miguel, "si bien era deseable una mayor estabilidad accionarial de Colonial, a la que el consejo de administración ha contribuido en la medida de sus posibilidades, lo más importante para todos es mantener la actividad".

La cifra de negocio de Colonial alcanzó los 840 millones de euros en 2007, un 264% más que el ejercicio anterior, pese a que la integración de Riofisa a efectos contables se produjo en julio de ese año. Además, obtuvo un resultado operativo de 400 millones de euros, un 175% más. Las estimaciones para el actual ejercicio apuntan a un "notable aumento" de estas cifras.

El pasado jueves los títulos de Colonial sufrieron un importante descalabro. Perdieron un 23,5% tras la retirada de la oferta del fondo de Dubai al no haberse cumplido las condiciones para su entrada en vigor, que pasaban por llegar a un acuerdo con los bancos acreedores de la inmobiliaria y de sus principales accionistas. Aún así, ICD dejó la puerta abierta a retomar la negociación: "Si existiera alguna posibilidad más allá de los términos previstos de alcanzar un acuerdo, consideraría dicha posibilidad", indicó. Hoy podrían reanudarse las conversaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios