Vueling y Clickair aprueban su fusión

  • El contrato de unión entre ambas compañías prevé la creación de una aerolínea con sede en Barcelona y con Iberia como socio de referencia.

Comentarios 8

Los consejos de administración de Vueling y Clickair han aprobado hoy el contrato marco de fusión de ambas compañías, que prevé la creación de una aerolínea con sede en Barcelona y con Iberia como socio industrial de referencia.

De la fusión de las dos aerolíneas de bajo coste surgirá la tercera compañía aérea española, que dispondrá de 45 aviones, 2.020 empleados, 300 vuelos al día y 112 rutas, a la espera de la probable optimización de recursos y de la autorización de la operación por parte de las autoridades de defensa de la competencia.

La nueva aerolínea operará con la marca comercial Vueling y contará como accionistas de referencia con Iberia, con cerca del 40% del capital, la sociedad Nefinsa -propiedad de la familia Serratosa- e Inversiones Hemisferio, sociedad patrimonial de la familia Lara.

Estos socios han firmado un pacto de permanencia en la aerolínea resultante por un período mínimo de dos años, ha informado Vueling a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La operación se estructurará como una fusión por absorción de Clickair por parte de Vueling, con extinción de la primera y mediante una ampliación de capital en la segunda.

Está previsto que las acciones de la nueva sociedad mantengan su cotización en bolsa y que el acuerdo se realice a partir de una fusión entre iguales, respetando la independencia de la sociedad resultante.

Vueling tiene previsto someter la fusión a la aprobación de su junta de accionistas en el período más breve posible, aunque antes se deberán cumplir una serie de requisitos legales y elaborar informes de 'due diligence', el proceso jurídico y de análisis financiero previo a cualquier operación de compraventa o integración.

En un comunicado remitido a la CNMV, Iberia, uno de los socios de referencia en Clickair, adelanta que, en el caso de que prosperara la fusión, solicitaría la exención de la obligación de formular una opa si se supera el 30% de participación, como está previsto en la legislación vigente.

La operación está sujeta precisamente a que ninguna de las partes se vea obligada a lanzar una opa, se puntualiza en sendos comunicados de Vueling y Clickair.

El fondo de capital riesgo Quercus, del grupo Agrolimen, propiedad de la familia Carulla, y el grupo turístico Iberostar, que controlan el 20% de Clickair cada uno, saldrán del capital de esta aerolínea aprovechando esta operación.

Inversiones Hemisferio, el accionista de referencia de Vueling, con el 26% del capital, controlará cerca del 14% de la nueva compañía, que estará presidida previsiblemente por Josep Piqué y cuyo consejero delegado podría ser el actual director general de Clickair, Álex Cruz.

Vueling y Clickair acordaron el pasado abril iniciar los pasos para su fusión, que se enmarca dentro del proceso de integración que vive el sector debido a la fuerte competencia y al aumento del coste del petróleo.

Tendrán que pasar unos meses antes de que la nueva Vueling empiece a funcionar, ya que antes se deberán solucionar varios temas relacionados con la operativa, como los 'slots' -permisos de aterrizaje y despegue-, que en muchos casos están solapados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios