Vueling y Clickair se unen para crear la gran aerolínea española de bajo coste

  • La crisis del sector fuerza la unión en un nueva 'low cost' que conservará como nombre el de la compañía de Planeta y tendrá sede en Barcelona · La operación contempla la fusión por absorción de la filial de Iberia

Fumata blanca para la gran aerolínea española de bajo coste. Tres meses después de anunciar el inicio de las conversaciones, el consejo de administración de Vueling dio anoche el visto bueno al "contrato marco" que supone el pistoletazo de salida a su fusión con Clickair, un proceso que alumbrará la "nueva Vueling", una low cost nacional que contará como accionistas de referencia con Iberia (todo apunta a un 40%), Inversiones Hemisferio (el brazo inversor del Grupo Planeta) y Nefinsa (familia Serratosa y accionista mayoritario de Air Nostrum).

El comunicado remitido a última hora de ayer a la CNMV, que había suspendido ya a mediodía la cotización de Iberia y Vueling ante los constantes rumores, no hace sino confirmar lo que anunciaban analistas y fuentes de las empresas implicadas: la fuerte competencia del sector, la sobreoferta de plazas y la escalada de los precios del crudo desembocarían en una unión casi por obligación. Y así ha sido.

La operación, que se basa en una unión entre iguales respetando la independencia de la sociedad resultante, se estructurará como una fusión por absorción de Clickair por parte de Vueling, con extinción de la primera mediante ampliación de capital de la segunda. En este sentido, la compañía matiza que las acciones de la nueva sociedad mantendrán previsiblemente su cotización en los mercados de valores en los que actualmente cotiza Vueling. La nueva Vueling despegará como la tercera aerolínea española (sólo superada por Iberia y Air Europa), con 45 aviones, 2.020 empleados, 300 vuelos y 112 rutas.

La ecuación de canje será la que resulte de asignar el mismo valor a ambas compañías y aplicarlo al número de acciones emitidas por cada una de las compañías. Asimismo, Iberia, Nefinsa e Inversiones Hemisferio han cerrado un pacto de permanencia en la sociedad por un periodo de dos años y que la aerolínea presidida por Fernando Conte se convierta en el socio industrial de referencia bajo el principio de independencia. La sede de la nueva aerolínea será Barcelona (la que ambas tienen en la actualidad) e Iberia se convertirá en el socio industrial de la compañía, que mantendrá Vueling como marca comercial y podría tener como presidente a Josep Piqué y como consejero delegado al actual director general de Clickair, Álex Cruz.

Iberia, socio de referencia en Clickair, adelanta que, en el caso de prosperar la fusión, solicitaría la exención de la obligación de formular una opa si se supera el 30% de participación. Aún tendrán que pasar unos meses antes de que la nueva Vueling empiece a funcionar, ya que antes deberán salvarse todos los trámites legislativos y solucionarse temas relacionados con la operativa, como los slots (permisos de aterrizaje y despegue).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios