Veintidós países de la UE piden una PAC fuerte después de 2013

  • Una declaración suscrita por España apoya la continuidad de la Política Agraria Común, cuestionada desde la Comisión y por gobiernos como el del Reino Unido

Veintidós países de la UE, entre ellos España, enviaron ayer un mensaje político "fuerte" para apoyar una Política Agrícola Común (PAC) que garantice la independencia alimentaria europea, la estabilidad de ingresos para los agricultores y el cuidado del medio ambiente más allá de 2013. La anfitriona, Francia no invitó a esta reunión a los cinco países de la Unión Europea que impulsan un recorte de los subsidios a la agricultura: Gran Bretaña, Dinamarca, Suecia, Holanda y Malta

El texto recoge la necesidad de garantizar la "seguridad alimentaria", tanto en términos de abastecimiento como de sanidad, asegurar unos "ingresos estables a los agricultores de cara a la creciente volatilidad de los mercados" y tener en cuenta la "protección del medio ambiente y del bienestar animal".

"En este momento de entrada de una nueva Comisión, es bueno lanzar un mensaje político de mucho peso en defensa de la política agrícola común y de su futuro", explicó el secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, representante español en la reunión. Si algo "funciona bien, ¿para qué estropearlo?", se preguntó Puxeu, quien subrayó que el agroalimentario es el primer sector industrial europeo y satisface las demandas de abastecimiento y de calidad de los productos, por lo que se trata de "perfeccionar la PAC".

"Al menos digámosles (a los agricultores) que hasta 2013 no vamos a enredar la madeja y que vamos a buscar un escenario de continuidad 2013-2020", afirmó. En la misma línea se expresó el ministro francés de Agricultura y anfitrión de la reunión, Bruno Le Maire, quien aseguró que estos 22 países buscan una "PAC fuerte" y que el acuerdo alcanzado es una llamada "con gravedad pero con mucha serenidad". "La agricultura tiene que ser competitiva, pero no puedes dejarla sola en el mercado porque nos podemos encontrar con problemas como el de hace año y medio, sin abastecimiento de cereales, o como el de este año, con un problema de abastecimiento en el mercado de la leche espectacular".

Por ello, indicó Puxeu, deben existir "mecanismos de intervención", además de "mecanismos de contratación" y reciprocidad con terceros países en competitividad, especialmente en el ámbito de la seguridad alimentaria. Los firmantes del acuerdo de París "rechazan radicalmente" hablar de cifras, porque primero hay que definir los objetivos de la futura política agrícola. "Se necesita un presupuesto importante, suficiente para cubrir todas esas demandas políticas", señaló Puxeu, quien plantea una reflexión en sentido inverso: determinar las necesidades y calcular después lo que cuestan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios