UBS no prevé tipos de interés positivos hasta al menos 2020

  • El banco suizo recomienda a sus clientes andaluces arriesgar invirtiendo en renta variable

Roberto L. Ruiz Scholtes, director de Estrategia de UBS en España, ayer, en la sede del banco en Sevilla. Roberto L. Ruiz Scholtes, director de Estrategia de UBS en España, ayer, en la sede del banco en Sevilla.

Roberto L. Ruiz Scholtes, director de Estrategia de UBS en España, ayer, en la sede del banco en Sevilla. / Belén Vargas

Buenas perspectivas para invertir en renta variable. Ésa es una de las conclusiones que UBS, el banco suizo que fuera de su país sólo tiene actividad de banca privada y de inversión, trasladó ayer en Sevilla -hoy lo hará en Málaga- a su clientes andaluces, con un perfil de muy alto poder adquisitivo y poseedores de elevados patrimonios. Roberto Ruiz Scholtes, director de Estrategia del banco en España, expuso ayer en el Hotel Alfonso XIII de Sevilla -y hoy lo hará en el AC Málaga Palacio- ante decenas de clientes de la entidad cómo prevén que se desarrolle el ejercicio.

UBS vaticina que se sostendrá el crecimiento mundial de la economía de manera muy continuada, manteniendo la "velocidad de crucero" y sin signos preocupantes de desequilibrios macroeconómicos, declara a este diario el director de Estrategia del banco suizo, que no duda en afirmar: "El ciclo expansivo continuará hasta el final de la década".

Tras el crecimiento del 3,1% del PIB español en 2017, para 2018 UBS prevé una muy leve desaceleración hasta incrementarlo en un 2,8%, y que en 2019 sea del 2,3%. "El consumo sí está frenando", advierte Ruiz Scholtes, pero el empuje del sector inmobiliario residencial, que está creciendo de manera sostenida, compensa esta pérdida y hace que "no se note apenas" una desaceleración.

La previsión que UBS trasladó ayer -y hoy- a sus clientes es que la política expansiva del Banco Central Europeo (BCE) se mantendrá hasta septiembre, pero acabará ahí. Sin embargo, la mayor banca privada de origen extranjero de España no prevé subidas de tipos hasta el verano de 2019. "Los tipos estarán a cero hasta 2020, que será cuando empiece a haber intereses en positivo", pronostica el directivo. Pero el crecimiento del precio del dinero será moderado. Así, la previsión de UBS es que, en 2021, el BCE marcará unos tipo de entre el 1% y el 1,5%".

Por ello la recomendación a sus clientes es que apuesten por la renta variable, que creen que tendrá un fuerte incremento en su rentabilidad, con retornos de la Bolsa en el entorno del 15%.

"Es momento de arriesgarse y de hacerlo en renta variable, agotando el presupuesto de riesgo que tenga cada cual", afirma Ruiz Scholtes, porque hay una oportunidad de ganar en un contexto de crecimiento de los beneficios, y buenos tipos de interés.

Entre los motores estructurales de crecimiento en los que recomienda invertir están el sector tecnológico -tanto de datos, como de automatización de procesos-, los negocios relacionados con el envejeciendo de la población, la movilidad inteligente, con especial atención al coche eléctrico.

UBS sigue aportando por los países emergentes, especialmente en Asia, naciones en las que la aparición de clases medias que superan el umbral de supervivencia demandan servicios de educación, sanidad o turismo.

Respecto a la política monetaria, el banco considera que el dólar no ha terminado su depreciación. Así vaticina que llegará a la cota 1,30 euros, por efecto del deterioro fiscal muy acusado que habrá en EEUU por las políticas de la Administración Trump.

Esta depreciación del dólar y apreciación del euro es negativa para España y Europa, porque frenará la inflación y eso dificultará al BCE la subida de tipos. "Es malo para el sector financiero y la parte exportadoras de la economía, pero será bueno para la evolución de la Bolsa y del mercado inmobiliario" explica el director de Estrategia de UBS, banco que tiene como política no cuantificar el patrimonio que gestiona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios