Trichet desinfla las expectativas de una rebaja de tipos ante el alza de la inflación

  • Bruselas alerta de un empeoramiento de la situación económica en la Eurozona

La rebaja de los tipos de interés tendrá que esperar. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, reiteró ayer que la prioridad de la autoridad monetaria es el control de precios y confirmó que las expectativas en este sentido no son favorables. En su comparecencia ante el Parlamento Europeo, Trichet confirmó la existencia de riesgos al alza para la estabilidad de precios a medio plazo, por lo que la inflación se mantendrá "significativamente por encima del 2% durante la mayor parte del año". De hecho, las últimas previsiones del BCE apuntan a que los precios acabarán el año entre el 2,6 y el 3,2 por ciento, lejos del objetivo oficial del 2%.

El guardián del euro advirtió además de que la crisis financiera puede repercutir en el beneficio de los grandes bancos europeos por la caída de la actividad en el mercado de créditos estructurados y por la tendencia generalizada a limitar la asunción de riesgos. A este respecto, destacó el mayor coste de la financiación que ya están afrontando las entidades europeas.

Por su parte, la Comisión Europea alertó de un "empeoramiento" de la situación económica en la zona euro como consecuencia de las turbulencias financieras, la ralentización de la economía de Estados Unidos y la subida de los precios de la energía y de los alimentos. En su informe trimestral sobre la eurozona, el Ejecutivo comunitario señaló que los últimos datos económicos confirman su decisión de rebajar hasta el 1,8% la previsión de crecimiento del PIB de la eurozona para 2008, cuatro décimas menos que la estimación inicial de otoño pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios