Trichet no tendrá en cuenta el retraso de la recuperación en España a la hora de fijar los tipos

  • El presidente del BCE Insta a España a tomar medidas fiscales como posible solución.

Comentarios 9

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, avisó de que no podrá tener en cuenta el retraso de la recuperación en España a la hora de fijar los tipos de interés porque la política monetaria del BCE está diseñada para toda la eurozona y no para un país en concreto. Así, resaltó que los Gobiernos con más problemas deben adoptar medidas fiscales, vigilar la evolución salarial y realizar informes estructurales para no resultar perjudicados por las decisiones del BCE. 

La reflexión de Trichet era la respuesta para la pregunta planteada por el eurodiputado de CiU, Ramón Tremosa, que quería saber si el BCE tenía previstas medidas específicas para hacer frente a las divergencias en el ritmo de la recuperación de los países de la eurozona. 

Tremosa destacó que, mientras Francia y Alemania ya se están recuperando y registran tasas de inflación positivas, en otros países como España "la ausencia de reforma les condena a seguir en recesión los próximos meses o años". 

Así, el eurodiputado de CiU destacó que la aplicación por parte del BCE de una "política monetaria media" se traducirá a medio plazo en una subida de tipos teniendo en cuenta el peso de las economías francesa y alemana en la eurozona. Avisó de que ello "será perjudicial" para España, Portugal, Grecia o Irlanda, ya que podría agravar la "deflación". 

Trichet le contestó que "no hay dos euros, un euro para España y otro para el resto de la eurozona. Sólo hay un euro". Así, le recordó que "sólo hay una credibilidad del euro, un único tipo de interés, un único tipo de cambio, y, por supuesto, hay una sola institución responsable de la credibilidad del euro y de la estabilidad de los precios en toda la eurozona en su conjunto; 330 millones de personas y 16 países".  Con todo, el presidente del BCE afirmó que el actual nivel de tipos del 1 por ciento es el "adecuado", lo que indica según los analistas que no subirá, por lo menos, durante los próximos meses.

Sin embargo, Trichet reiteró que, pese a esta política monetaria, los Gobiernos todavía tienen margen de maniobra para luchar contra la crisis "con decisiones nacionales sobre política fiscal". "La amplitud de lo que puede hacerse por vías nacionales es considerable", agregó. Por último, Trichet elogió el modelo de provisiones dinámicas impuesto por el Banco de España y lo presentó durante su intervención como ejemplo a seguir, calificándolo de ser de "enorme utilidad" en épocas de crisis económica como la que se vive en la actualidad.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios