Solbes reconoce ahora que será "difícil" mantener un ritmo de crecimiento del 3%

  • El ministro de Economía suaviza el mensaje por la proximidad electoral, pero dibuja un escenario "con incremento del paro" · Resta importancia a la sentencia sobre E.ON porque la operación ya es pasado

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, reconoció ayer que "en estos momentos" de desaceleración es "más difícil" alcanzar un crecimiento del 3,1 por ciento del PIB que cuando lo calculó el Gobierno, y planteó que el Ejecutivo debería pensar "que puede haber una actividad menor a la inicialmente prevista".

En una entrevista en Televisión Española, el número dos del PSOE en las listas por Madrid asumió también que las previsiones son "claramente a la baja", en referencia a las de crecimiento formuladas el jueves por el Banco Central Europeo (BCE).

Para evitar lanzar un mensaje derrotista ante la cercanía de la cita en las urnas, Solbes señaló que las previsiones "mueren el mismo día que se publican", y justificó que ése es el motivo por el que el Gobierno decidió hacer augurios sólo dos veces al año, una para preparar los Presupuestos Generales del Estado (junio) y otra planificar el programa de estabilidad que presentan en Bruselas (diciembre).

En un tono más electoral, el ministro de Economía rechazó las acusaciones de imprevisión realizadas por el PP y argumentó que hace un año ya se redujo la previsión de crecimiento en siete décimas y que en verano se corrigió al considerar que era demasiado elevada. "Lo que nadie preveíamos han sido algunos factores y, sobre todo, la dimensión de algunos problemas", aseguró en referencia a la subida del precio de los alimentos, del petróleo y la magnitud del problema financiero.

Por si fuera poco, el candidato socialista lanzó un mensaje nada halagüeño: los españoles deben prepararse para "un escenario con cierto incremento del paro". Así, explicó que en términos absolutos el aumento del desempleo será "claro", aunque que en términos relativos será "menos significativo".

Preguntado por su pronóstico inmediato sobre la coyuntura económica, Solbes indicó que "no hay que bajar la guardia" porque la situación es "compleja", y consideró que en EEUU hay un "riesgo de crisis claro" que afectará a Europa, que "no es inmune" a lo que sucede al otro lado del Atlántico, y por extensión a España. Asimismo, consideró que si los precios del petróleo no bajan y tampoco lo hace el de los alimentos, la posibilidad de reducir tipos de interés "disminuye".

Preguntado sobre la condena a España por imponer serias restricciones a la compra de Endesa por parte de la alemana E.ON, el ministro de Economía restó importancia al fallo porque "esa operación ya ha terminado de otra forma a la que estaba prevista". Pese a todo, Solbes dio por buena la decisión, que dijo acatar, si a cambio el Tribunal de Justicia de la UE clarifica cuáles son los límites que tienen los estados para pronunciarse en determinadas operaciones empresariales y si la ejercen todos por igual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios