El Santander vende Interbanca a General Electric

  • En el acuerdo, el banco Santander adquiere las unidades de negocio de GE en el norte de Europa· Con la venta de Interbanca, que era la división corporativa de Banca Antonveneta, el Santander obtiene una plusvalía total 3.400 millones de euros

Santander ha alcanzado un principio de acuerdo para la venta de Interbanca a General Electric (GE), en el marco de un intercambio de activos valorado en 1.000 millones.

La entidad que preside Emilio Botín precisó que, en virtud de este acuerdo, GE Commercial Finance comprará Interbanca, entidad especializada en banca mayorista en Italia que le correspondió al Santander dentro del reparto de activos de ABN Amro.

Al mismo tiempo, Santander adquirirá las unidades de negocio de General Electric Money en Alemania, Finlandia y Austria así como sus unidades de tarjetas y financiación de coches en Reino Unido.

El banco español tiene previsto integrar estas unidades de negocio, que en conjunto suman un volumen de créditos de 9.000 millones de euros, dentro de Santander Consumer Finance y Santander Cards.

La directora general responsable de la División de Santander Consumer Finance, Magda Salarich, indicó que esta operación permite a la división avanzar en su consolidación como "líder europeo en financiación al consumo".

Asimismo, el presidente y consejero delegado de GE Money, William H. Cary, señaló que la operación responde a los intereses tanto de GE Money como de sus negocios individuales y de sus accionistas.

"Nos permite optimizar nuestra cartera para seguir creciendo e invirtiendo, al tiempo que cumplimos el objetivo estratégico de GE de reenfocar los activos dentro del sector de los servicios financieros", indicó el directivo.

En este sentido, la integración de Interbanca en GE Commercial Finance permitirá a esta última lograr "una mayor capacidad de servicio al mercado de tamaño medio en Italia".

El banco cántabro señaló que las operaciones estarán sujetas al cierre de "un acuerdo definitivo" así como a "ciertas aprobaciones regulatorias".

Interbanca era la división de banca corporativa de Banca Antonveneta, entidad italiana que el Santander vendió el pasado mes de noviembre a Monte dei Paschi por 9.000 millones de euros. 

De esta forma, tras desprenderse de Interbanca, Santander habría ingresado por la venta de Antonveneta un total de 10.000 millones de euros, lo que arrojaría una plusvalía de 3.400 millones de euros, ya que Santander pagó por la entidad italiana unos 6.600 millones de euros.

El Santander ya había anunciado que Interbanca no formaba parte de la operación de Antonveneta, aunque tenía prevista prevista su venta por un importe que oscilaría entre unos 900 millones o 1.000 millones de euros.

GE figuraba entre los candidatos a hacerse con la división de Antonveneta, aunque las apuestas también apuntaban al grupo francés Natixis y al grupo financiero Clessidra, entre otros.

Actualmente, todos los activos que ha comprado el consorcio formado por Fortis, Royal Bank of Scotland y Santander se encuentran en manos de ABN Amro, según confirmaron a Europa Press en fuentes del banco español, ya que el proceso de separación aún no se ha realizado, aunque ya cuenta con las correspondientes autorizaciones.

Las mismas fuentes precisaron que el Banco Santander puede realizar el citado intercambio con GE sin ningún problema, porque Interbanca se encuentra entre los activos del banco holandés que le fueron asignados en el reparto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios