Sacyr-Solel eleva a 850 millones su inversión solar en Lebrija

  • La constructora y el grupo tecnológico israelí confirman la construcción de tres plantas termosolares con 150 Mw, junto a una fábrica por otros 12,2 millones

El grupo español Sacyr Vallehermoso y el israelí Solel han confirmado, y ampliado, los planes de inversión en el sector termosolar en Andalucía avanzados por este diario a mediados de enero. Ambas compañías, aliadas en esta actividad desde final de 2006, van a construir un complejo de tres plantas de generación de electricidad con esta tecnología renovable en esta localidad sevillana con una inversión de 850 millones de euros y una potencia total de 150 megavatios (Mw).

Solel es heredera de la firma Luz, que construyó en los ochenta la primera central termosolar comercial del mundo en California, que sigue funcionando con 354 Mw. Esta tecnología consiste en la concentración de la radiación del sol a alta temperatura sobre un fluido para generar vapor que mueve una turbina generadora convencional. Esa concentración se realiza con las tecnologías de torre o cilindro-parabólica.

La inversión en este municipio es sustancialmente superior a la que se dio a conocer en 2006 -700 millones-. José Luis Morán, presidente de Solel España, explicó que este aumento de 150 millones se debe a que, desde noviembre de 2006, se han madurado los proyectos, lo que ha corregido al alza la estimación inicial. Este coste será asumido a partes iguales por ambos socios. Las plantas comenzarán a construirse este año y estarían listas en 2012.

El complejo de Lebrija será el tercero en importancia de la provincia, después de los de Abengoa en Sanlúcar La Mayor (302 Mw y 1.200 millones) y el de Endesa y la familia Hernández Barrera (primer accionista de Ebro) en Isla Mayor y Puebla del Río (1.246 millones para 200 Mw). A escala andaluza, es gemelo al que ACS y la alemana Sollar Millennium construyen en El Marquesado (Granada) y cuya primera fase (50 Mw) entrará en funcionamiento a lo largo de este año.

El potencial natural de Andalucía para este sector se concentra en especial en el Valle del Guadalquivir y en zonas de litoral e interior de Málaga y Almería, donde se registran más de 3.000 horas de sol al año, es decir, uno de cada tres días. Así lo reflejan las mediciones efectuadas por la Agencia Andaluza de la Energía.

Esta alta disponibilidad de recurso solar ha sido determinante para que Solel y Sacyr -junto al resto de empresas ya instaladas o con planes de hacerlo- se hayan decidido por la comunidad. También ha sido clave, en este caso concreto, la posibilidad de evacuar toda esa electricidad a la red, para lo cual se va a ampliar la capacidad de la subestación de Lebrija.

La electricidad generada en estas plantas -420.000 megavatios/hora al año- puede abastecer a una población de 250.000 personas, aseguran los promotores. Respecto al consumo de agua para refrigerar las centrales -operan a temperaturas de más de 400 grados centígrados-, ambas compañías aseguran que es un 40 por ciento inferior a la que necesitan los cultivos de regadío que actualmente ocupan el terreno donde se ubicarán las tres centrales.

Junto a esos 150 megavatios, se va a levantar en el municipio sevillano una fábrica de taladrado, soldadura y ensamblaje de algunos de los componentes que precisan las tres plantas. En esta instalación se van a invertir 12,2 millones y se prevé que estará lista en septiembre de este año.

En Andalucía, según datos del Gobierno regional, hay 86 proyectos de plantas termosolares, en funcionamiento (Abengoa ) o desarrollo. Si todos ellos prosperan, la comunidad contará en 2011 con más de 3.900 Mw de esa tecnología renovable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios