"Retomaremos la expansión ante el primer signo positivo"

  • La reciente ampliación de capital de 60 millones de euros, suscrita íntegramente por el grupo andaluz, "confirma nuestra confianza en el futuro con un proyecto solvente"

Javier Sánchez-Ramade es el presidente del conglomerado empresarial Grupo Sánchez-Ramade desde el pasado mes de junio. Atrás deja una de las dos vicepresidencias ejecutivas de la octava compañía de Andalucía por volumen de negocio, y la primera no cotizada en bolsa.

-El mundo empresarial ve en el año 2010 principio del fin la crisis financiera. ¿Cómo actuará el Grupo Sánchez-Ramade hasta entonces?

-Efectivamente, los indicadores de consumo y de gestión de compras parecen dar señales que lo peor ha podido pasar ya. Pero, a pesar de ello, los signos reales de actividad, inversión y empleo ponen de relieve que, aunque a menor velocidad, continuamos avanzando en la recesión. Esperemos que en la primavera de 2010 comience a salir el sol para la maltrecha economía española, y que se pueda ver algo de luz al final de este profundo túnel. En el actual contexto, el Grupo Sánchez-Ramade actuará como lo lleva haciendo en sus más de setenta y cinco años de historia; durante todo este tiempo ha padecido situaciones de crisis económicas de las que afortunadamente ha salido fortalecido. Entendemos que la experiencia adquirida en nuestros años de historia nos debe de servir de ayuda y a ello habrá que sumar el saber adelantarse a los problemas, el sentido común y la responsabilidad. Considero que éstas son las herramientas adecuadas para sobrevivir a esta época tan complicada.

-¿Y cuando la situación llegue a normalizarse?

-Pues primero espero que ello ocurra cuanto antes y, una vez llegados a este punto, continuaremos con los planes estratégicos previstos antes de que la situación económica se complicara.

-Sanchez-Ramade se sitúa en la punta del triángulo empresarial andaluz, que comparte, además, con grandes grupos de origen cordobés. ¿Desde estas posiciones, percibe que la empresa andaluza está preparada para reflotar?

-Andalucía ha ido tejiendo durante los años de bonanza una importante red de empresas sólidas y pujantes. Ello indica que cuando las aguas se calmen las empresas andaluzas retomarán su reto de situarse entre las mejores a nivel nacional.

-La planificación acertada del futuro es una de las bases en las que se fundamenta la compañía. ¿Qué pronósticos maneja el Grupo Sánchez-Ramade?

-Espero que pasemos pronto de la incertidumbre en la que estamos ahora situados a la esperanza. Al parecer es posible que en el primer semestre del año 2010 tanto Estados Unidos como los países emergentes inicien la recuperación; en Europa se podría retrasar algo más, hasta el segundo semestre del mismo año. Ya apreciamos cómo China ha iniciado su salida de la crisis gracias a un correcto manejo de la política monetaria y presupuestaria; sin duda será un referente para los demás países. Esperamos también se terminen las acciones de saneamiento y reestructuración de las entidades financieras y que el crédito pueda llegar a la economía real.

-Ha asumido la presidencia de la compañía tras años como principal responsable de Urende y a un año y medio de culminar el Plan estratégico para la división de distribución. ¿Continúa la compañía con su intención de culminar la política de expansión?

-A finales del pasado mes de julio, hemos llevado a cabo una ampliación de capital de 60 millones de euros que ha sido suscrito íntegramente por el Grupo Sánchez-Ramade. Ello representa un importante salto cualitativo en el fortalecimiento de la estructura financiera de la compañía. Además de su positiva repercusión en el balance, tiene un significado especial, ya que confirma nuestra confianza en el futuro con un proyecto fuerte, solvente y con clara vocación de continuidad. También la situación económica nos ha obligado a revisar nuestro Plan estratégico y esperaremos a ver signos de recuperación para retomar los planes de expansión territorial.

-La confianza del consumidor, aunque lentamente, se va reponiendo. ¿Qué actuaciones han potenciado las unidades comerciales para poder acercarse más a los clientes?

-La situación actual, en todos los sectores y en el plano comercial, nos ha retrotraído a años anteriores en los que la búsqueda del cliente era más complicada. Nosotros hemos reforzado nuestra fuerza de ventas en todas las divisiones e intentamos seguir ganando la confianza del usuario con más esfuerzo, con más calidad en el servicio y con mucha imaginación.

-En abril, durante la II Convención de Empresarios de la compañía, comunicó que la filial de automoción continuará con sus planes de refuerzo. ¿Qué acciones concretas ha emprendido?

-En el último semestre hemos ampliado el número de marcas que integran nuestro grupo de automoción, y ahí está la incorporación de Honda para Sevilla y provincia. Hemos visto alguna mejoría en los últimos meses y deseo que sea el comportamiento presente y futuro.

-Noriega, uno de los pilares de la compañía, obtuvo en 2008 unos resultados muy positivos e, incluso, históricos con la entrega el pasado ejercicio de 400 viviendas nuevas. ¿Cómo espera que se comporte la filial inmobiliaria en 2009?

-El Grupo Noriega hace ahora siete años inició su área de edificación y obra civil, que ha fortalecido en estos últimos años, y ello, afortunadamente, está dando muy buenos resultados en el momento actual. En el área inmobiliaria hemos potenciado Noriega Renta y nuestra empresa dedicada a la gestión integral de activos. También, en estos momentos, hemos elevado el número de colaboraciones con otras empresas en todos aquellos aspectos relacionados con las carteras de inmuebles. Afortunadamente, el producto que Noriega ha elaborado durante todos estos años es de mucha calidad y su experiencia con cerca de cincuenta años en el sector ha conseguido mejorar las caídas que está sufriendo el sector.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios