Rajoy pide a los bancos que dejen fluir el crédito

  • El presidente advierte a las entidades que no deben basar su proceso de saneamiento en la negación de préstamos viables a familias y empresas solventes.

Comentarios 6

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reclamado a las entidades bancarias que no nieguen el crédito ni a los proyectos viables ni a las familias solventes, porque de esa forma contribuirán a la creación de empleo, a la competitividad empresarial y al crecimiento económico. En su intervención en un encuentro financiero internacional organizado por Bankia y el diario El País, el presidente ha explicado que el primer eje de la reforma financiera llevada a cabo por el Ejecutivo consiste en el saneamiento de los balances de las entidades. Sin embargo, ha afirmado que la solución a ese problema "no puede pasar por negar créditos a proyecto viables ni a familias solventes".

Según ha explicado, el objetivo último de la reforma financiera es que se pueda recuperar "el fruto de negocio bancario: comprometerse con el tejido económico y volcarse con la sociedad". A su juicio se trata de algo obvio, pero ha dicho que cuando se ve obligado a subrayar la importancia de lo evidente "es que algo falla", como "lamentablemente" pasa en el caso de la economía española. Junto con el saneamiento de los balances, ha recordado que el otro eje de la reforma ha sido la promoción de los procesos de integración, medidas con las que se está dando solución a un problema "que debería haberse abordado hace años".

Por otra parte, Rajoy ha insistido en que nunca se ha podido consolidar una senda de crecimiento con abultados niveles de déficit y de deuda. Por ello, ha defendido que esté llevando a cabo medidas "claras y ambiciosas" y también "justas y equitativas", si bien ha advertido de que no servirán para salir de la crisis "ni en uno, ni en dos, ni en tres meses". En cualquier caso, ha subrayado que sí serán una "valiosísima" herramienta para alzar los nuevos pilares sobre los que se edificarán el futuro de la economía y del Estado del bienestar.

Rajoy ha enumerado las reformas del Gobierno y ha recalcado que en menos de tres meses ha dado el mayor impulso reformista que se ha conocido en mucho tiempo. En su opinión, todas las medidas aumentarán la confianza de los inversores que financian la economía y permitirán cumplir con los compromisos europeos, porque "aliviarán la presión de la prima de riesgo y reducirán el peso de los intereses de la deuda pública en los presupuestos".

El presidente del Gobierno ha afirmado que la reducción del déficit es un objetivo en sí mismo, pero no el único, ya que es el instrumento para volver a la senda de creación de empleo, que debe ser acompañado de medidas que impulsen la competitividad. Entre ellas, ha citado la reforma laboral, "absolutamente necesaria para frenar la espiral de destrucción de empleo y facilitar la creación de puestos de trabajo". Junto a la reforma laboral, Rajoy ha destacado otras medidas para garantizar la competitividad como actuaciones orientadas a la unidad de mercado, en las que ha incluido la ley de apoyo a los emprendedores que se presentará este mes.

También ha hablado de la necesidad de reformar la educación y la formación profesional, así como la justicia y el arbitraje en asuntos civiles y mercantiles para agilizar los procedimientos y disminuir el número de litigios. También ha destacado la reforma del sector energético y la aprobación de una plan integral para el turismo, que permitirán racionalizar costes y explotar las ventajas competitivas de la economía española.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios