El PSOE avisa de que un millón de empleados públicos podrían ser despedidos

  • La reforma laboral permite, por primera vez, que las administraciones realicen despidos individuales o colectivos por causas económicas, técnicas u organizativas.

Comentarios 4

Hasta un millón de empleados públicos podrían ser despedidos si se aplican las medidas contenidas en la reforma laboral del Gobierno, que ofrece la posibilidad, por primera vez, de que las administraciones realicen despidos individuales o colectivos por causas económicas, técnicas u organizativas. Así lo recoge el PSOE en un argumentario que ha distribuido entre sus cuadros, en el que ilustra sobre "las consecuencias demoledoras de una reforma injusta", que se está aplicando ya desde su entrada en vigor, el pasado 12 de febrero.

Una reforma que los socialistas ven "muy lesiva" para las mujeres, ya que, además de verse afectadas por su contenido general, van a ver limitado y condicionado el derecho a jornada reducida por cuidado de hijos menores o familiares y el permiso de lactancia. En el argumentario, el PSOE entra en el análisis detallado de la transformación del mercado de trabajo que se recoge en esta reforma, que este jueves pasará su primer trámite parlamentario, con la convalidación del decreto-ley.

Según el PSOE, el principal efecto es que permite despedir sin causa justificada, algo que nunca antes había tenido amparo legal, sólo con que la empresa tenga una disminución de ingresos o ventas durante tres trimestres consecutivos. Y lo harían, agrega, con una indemnización de 20 días por año, con un máximo de 12 mensualidades de sueldo, con independencia de los años de trabajo o del tipo de contrato.

Otro de los aspectos que tampoco había tenido amparo legal antes es que el empresario podrá bajar el salario y cambiar otras condiciones laborales, como el horario, alegando razones económicas, técnicas organizativas o de producción, de acuerdo con el análisis de los socialistas. Además, aseguran que los empresarios podrán imponer horas extras en los contratos a tiempo parcial.

Especialmente críticos son los socialistas con el contrato indefinido de apoyo a los emprendedores, que no da opción a ningún tipo de indemnización transcurrido el periodo de prueba de un año. Los candidatos a este contrato son "más atractivos" si están cobrando el desempleo, habida cuenta de que se puede compatibilizar y complementar el salario con el 25 por ciento de la ayuda por paro y de que la empresa tendrá una deducción fiscal equivalente al 50 por ciento de la prestación pendiente de cobrar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios