Once años de prisión para Antonio Camacho por el caso Gescartera

  • La Audiencia Nacional ha condenado al dueño de la agencia de valores Gescartera, Antonio Camacho, a 11 años de prisión y considera a La Caixa y Caja Madrid como responsables civiles subsidiarios de un agujero de 87,99 millones de euros

Comentarios 5

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal leyó de forma pública el fallo de la sentencia de 592 folios, en la que absolvió a 6 personas y condenó a otras ocho, a las que impuso un total de 52 años de cárcel.

El tribunal presidido por Carmen Paloma González considera que los condenados despatrimonializaron la sociedad Gescartera, desviando los fondos que les habían confiado sus clientes.

En concreto, los jueces señalan que los condenados "colaboraron manteniendo una situación aparentemente normalizada pero que en realidad constituía una mera fachada a cuya sombra se llevaba a efecto una premeditada, sistemática y persistente maniobra de desapoderamiento de los capitales y valores invertidos por los clientes".

En concreto, destacan la responsabilidad de Camacho, el número 2 de la agencia, José María Ruiz de la Serna, y el subdirector general, Francisco Javier Sierra de la Flor.

Por ello, además de Camacho, el tribunal ha impuesto una pena de cárcel a José María Ruiz de la Serna, para quien dictó un total de 10 años y medio de prisión -7,5 años por apropiación indebida y 3 años por falsedad documental-.

Por su parte Aníbal Sardón, propietario de Asesoría y Gestión de Patrimonios (AGP), sociedad vinculada a la agencia de valores Gescartera, fue condenado a 9 años de cárcel por apropiación indebida (7 años) y falsedad documental (2 años).

El apoderado y subdirector general Francisco Javier de la Sierra Flor también fue condenado, en su caso a seis años y medio de prisión por la autoría de un delito continuado de apropiación indebida, al igual que el asesor fiscal Julio Rodríguez Gil, para el que la pena se queda en 6 años al ser cooperador necesario.

Una de las personas que se mostró más turbada durante la lectura del fallo fue la ex presidenta de Gescartera, Pilar Giménez Reyna, condenada a una pena de 3 años y 6 meses de prisión por ser cómplice de un delito de apropiación indebida.

Giménez-Reyna, para la que el Ministerio Público había solicitado 8 años de cárcel, podría tener que entrar en prisión, donde ya pasó cinco meses, si se confirma la pena impuesta.

En su caso, el tribunal recuerda que por su condición de directora comercial no le era ajena la irregular actividad que en el seno de la empresa se estaba llevando a cabo en perjuicio de los clientes.

Por su parte, los empleados de La Caixa José Alfonso Castro Mayoral y Miguel Carlos Prats, también fueron condenados a 3 años de prisión por ser cómplices de apropiación indebida.

El tribunal también ha considerado a Caja Madrid Bolsa y a La Caixa como responsables civiles subsidiarios del agujero patrimonial y de los daños, valorados en 87,99 millones de euros o 14.641 millones de pesetas.

Estas dos empresas podrían tenerse que hacer cargo de la mayor parte de esa cantidad, ya que los otros responsables civiles subsidiarios son las sociedades vinculadas a Gescertera (Gescartera Gesión, Bolsa Consulting, Bolsa Consulting Madrid, Breston, Promociones Andolini, Asesoría y Gestión de Patrimonios).

De esa cantidad también deberán responder civilmente de modo solidario todos los condenados, cuyo patrimonio es reducido, según las fuentes consultadas.

Como medidas cautelares, se ha pedido la entrada en prisión tanto de Antonio Camacho, que no llegó a cumplir tres años de prisión, como José María Ruiz de la Serna, Francisco Javier Sierra de la Flor, Aníbal Sardón y Julio Rodríguez Gil.

El tribunal de la Audiencia Nacional que juzga el caso Gescartera absolvió hoy a seis imputados, entre los que destaca la mujer de Antonio Camacho y antigua empleada de la agencia de valores, Laura García-Morey, para quien el Fiscal ya había retirado los cargos.

También resultaron absueltos la empleada de Gescartera Ángeles Leis, el jefe de mantenimiento, Miguel Ángel Vicente; el asesor fiscal de los clientes de la agencia de valores Agustín Fernández Ameneiro, la secretaria de Aníbal Sardón, InmaculadaBaltar Santos, y el captador de clientes Carlos Pascual Ortín Barrón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios