ONO cierra 2007 con pérdidas de 198 millones de euros

  • Sin el lastre de los resultados extraordinarios, la compañía hubiese ganado 36 millones

El operador de cable ONO cerró el año 2007 con unas pérdidas de 198 millones de euros, debido a los extraordinarios de 234 millones por amortización de fondos de comercio, frente a los resultados negativos de 39 millones del ejercicio anterior.

Sin estas cargas extraordinarias, derivadas fundamentalmente de la amortización anticipada de fondos de comercio anteriores a la compra de Auna, la empresa habría contabilizado por primera vez beneficio neto (36 millones), tal como anunció su presidente, Eugenio Galdón, hace un año.

ONO concluyó 2007 con un resultado operativo bruto (Ebitda) de 642 millones, un 14,9% más, y con un margen sobre ventas del 39,7%. Sus ingresos se elevaron a 1.616 millones, un 1,1% menos y sus costes se redujeron el 4,7 por ciento, hasta los 532 millones.

ONO, que cumple este año su décimo aniversario, incrementó un 3,7% sus clientes residenciales, hasta los 1,86 millones. La operadora elevó en 458.000 el número de hogares cubiertos, hasta los 6,79 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios