La OMC declara ilegales las ayudas públicas a Boeing por valor de 4.000 millones de euros

  • El caso, abierto hace ocho años, toca a su fin con el varapalo a la compañía estadounidense

La Organización Mundial del Comercio (OMC) ya tiene veredicto final para el eterno conflicto entre Airbus y Boeing, que ya dura ocho años. El Órgano de Apelación de la OMC ha concluido que el constructor estadounidense recibió 5.300 millones de dólares (4.000 millones de euros) de ayudas públicas ilegales entre 1989 y 2006, lo que perjudicó a su rival europeo Airbus.

De estos subsidios, al menos 2.600 millones "permitieron a Boeing diseñar en 2004 su modelo B787 Dreamliner (presentado en 2007), muy adelantado tecnológicamente, y por lo tanto causaron un grave perjuicio al Airbus A330 y al A350", recoge el fallo.

En cualquier caso, la cifra de subsidios que da por buena la OMC queda muy lejos de la reclamación de la UE, que había calculado la cuantía total en más de 19.100 millones entre 1989 y 2006. Los jueces de la OMC consideran probado que Boeing se benefició de ayudas contrarias al Acuerdo sobre Subsidios y Medidas Compensatorias (SMC) a través de contratos de investigación con la NASA y el Pentágono, así como de diversas exenciones fiscales.

El Órgano de Apelación avaló la tesis de que los pagos y el acceso de Boeing a las instalaciones, el equipamiento y los empleados de la NASA, en el marco de acuerdos de contratación pública, así como los instrumentos de asistencia recibidos del Departamento de Defensa de EEUU "constituyen subsidios".

La decisión es un paso concluyente en la disputa comercial de más envergadura del mundo, que se planteó en la OMC en 2004. Tras el dictamen de ayer, Boeing tiene seis meses para eliminar los subsidios que iba a percibir en el futuro o para compensar los efectos negativos causados sobre la competencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios