El OEA advierte a la Junta que el recorte del gasto social es "inevitable"

  • El Observatorio Económico de Andalucía aboga por introducir el copago para limitar el "abuso" en los servicios públicos y por promover las fusiones de ayuntamientos

Comentarios 4

Que Andalucía atraviesa una grave situación económica y que sus perspectivas a corto plazo son sombrías es algo conocido por todos. Pero, más allá del diagnóstico, las recetas para salir a flote son de lo más variado. Para el Observatorio Económico de Andalucía (OEA) lo importante es aplicar las medidas adecuadas, aunque sean impopulares, para no dar tumbos que retrasen la salida del agujero. Entre sus propuestas, una clara advertencia a la Junta: entre los muchos recortes y reformas que se deberán acometer, tocar el gasto social será algo "doloroso", pero "inevitable".

La hoja de ruta del OEA traza un camino lleno de ajustes. El terreno más delicado es el de las políticas sociales: sanidad, educación y protección social. El presidente del organismo, Francisco Ferraro, miembro del consejo editorial del Grupo Joly, advirtió ayer en la presentación del informe en la Fundación Antares que, si se quiere mantener el Estado de Bienestar, habrá que hacerlo "financieramente sostenible", lo que implica cortar el aumento "desorbitado" del gasto, "que crece de forma más intensa que la población y que el PIB".

Bajo el título de Un programa de ajuste y competitividad para Andalucía, el OEA sugirió al Gobierno andaluz que salga de las urnas el 25 de marzo la introducción del copago para evitar el "abuso" de los servicios públicos. Asimismo, defendió la puesta en marcha de tasas para las altas capas económicas, de modo que "participen directamente" en la financiación del sistema.

Más allá del capítulo social, el Observatorio apuntó a una fuerte reducción del sector público. Ferraro indicó que el ajuste es "imperioso" y, aunque los partidos políticos no lo admiten porque tiene muy mala prensa, la Administración deberá recortar el volumen de funcionarios e introducir condiciones de trabajo semejantes a las del sector privado (horarios, movilidad, vacaciones).

Asimismo, la Junta deberá disminuir el número de consejerías, direcciones generales y delegaciones provinciales, y eliminar los consejos -audiovisual, económico y social, y consultivo-, "completamente prescindibles y que acarrearían ahorros significativos", según Ferraro. La supresión de las diputaciones es otra de las medidas inmediatas a acometer, así como promover la fusión de corporaciones locales. "Andalucía tiene el doble de ayuntamientos que Alemania y muchos son insostenibles", dijo.

Para ganar competitividad a largo plazo, Andalucía debería apostar por la innovación y la internacionalización, pero "lamentablemente" a corto plazo, según el OEA, la única forma de competir en un mercado global es vía precio. "Hacer esto es desagradable, pero lo único que podemos hacer es rebajar los costes de producción, lo que implica reducir los costes laborales y los márgenes empresariales", sentenció Ferraro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios