Nissan plantea un nuevo ERE temporal para 2.025 trabajadores en Barcelona

  • El Expediente de Regulación de Empleo se aplicaría por un período máximo de 78 días.

La multinacional japonesa Nissan ha planteado a los trabajadores un nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal para 2.025 personas en sus plantas de Barcelona y Montcada que se aplicaría por un período máximo de 78 días, según han confirmado a Efe fuentes sindicales.

El nuevo ERE temporal llega después de que Nissan Motor Ibérica despidiera a 698 personas el pasado mes de julio dentro de su plan de reestructuración.

El nuevo ERE se debe, según fuentes de la empresa, a la caída que están sufriendo las ventas, con lo que la producción prevista para todo este 2009 es de sólo 50.000 unidades, 2,7 veces menos que los 135.000 vehículos que produjo la factoría de Zona Franca en Barcelona en 2008.

El sindicato Sigen-USOC ya ha emitido un comunicado calificando el nuevo ERE temporal de "innecesario e injustificado" y anuncia una "oposición frontal".

Sigen-USOC asegura que el acuerdo del plan industrial que se firmó en febrero de 2009 "no incluía ningún expediente de extinción de contratos y sí la adjudicación de nuevos modelos".

Portavoces de la empresa han señalado justo lo contrario, que ya firmó dentro del plan industrial que había un período en que la carga de trabajo sería muy inferior a la producción que se había llevado a cabo en las plantas de Cataluña hasta ahora y que se preveían medidas de ajuste.

Esta falta de trabajo afectará, según la empresa, al período comprendido entre 2009 y 2012, si bien se paliará en parte cuando a finales de este año la factoría de Nissan en Zona Franca reciba la nueva NV-200, la nueva furgoneta pequeña.

Está previsto que el nuevo ERE temporal de Nissan, que se anunció en una reunión ayer a los representantes sindicales, se presente formalmente ante la Generalitat el próximo viernes, 28 de agosto.

A partir de aquí se inicia un proceso de negociación del ERE de dos meses, tal y como ocurre en todos los expedientes, tras el cual el departamento de Trabajo de la Generalitat tendrá que decidir si lo aprueba o no.

Fuentes de la empresa han querido que se separen los despidos del pasado mes de julio, que responden a ajustes estructurales de la empresa, de este nuevo ERE temporal, que refleja la voluntad de Nissan de adaptarse a la caída que está sufriendo el mercado de vehículos de motor a causa de la coyuntura económica.

Por ahora, Sigen-USOC ya ha manifestado en su comunicado que "pedirá a la Generalitat que no autorice el nuevo ERE" que presentará el grupo nipón.

Este es el primer ERE de una gran empresa en Cataluña que se anuncia para el nuevo curso, que los sindicatos ya están calificando como de "otoño caliente" por la cantidad de empresas industriales que se verán obligadas a hacer fuertes ajustes de personal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios